Seleccionar página

10 lecciones para agradecer a la pandemia

10 lecciones para agradecer a la pandemia

Que si tenemos que dar gracias por este 2020? Claro que sí, el simple hecho de poder leer este artículo es un buen síntoma,  quiere decir que contamos de una u otra manera con salud para hacerlo ¿verdad? Y si analizamos un poco  el proceso  que hemos venido viviendo durante el  año, pues somos muy afortunados por estar aquí hoy y debemos agradecer por esto.   

“Amanecer vivo. No lo des por sentado, es un enorme privilegio.  Expresa tu gratitud”.

En Colombia no solemos celebrar el día de acción de gracias, pero los que vivimos fuera del país, en lugares como Estados Unidos, Puerto Rico(USA), Canadá, Alemania, Liberia (África),  Granada (Caribe), China, Japón, Corea del Sur y Vietnam, Isla Norfolk (Australia),   Santa Lucía (Caribe), Países bajos, Reino Unido, Brasil. Si lo hacemos, además nos parece una fecha muy especial. Y justamente por ello queremos compartir algunas cosas por las que deberíamos agradecer este año. 

“La gratitud puede transformar días comunes en ‘días de acción de gracias’, por lo tanto, puede hacer de la rutina laboral un día con alegría y de las oportunidades, bendiciones”. — William Arthur Ward

Lecciones que el coronavirus nos ha dejado de enseñanza y por lo cual debemos estar agradecidos:

  1. La vida no la tenemos asegurada: Por eso cada despertar es motivo suficiente para agradecer, el hecho de respirar, de poder compartir con familia y amigos, el poder disfrutar de un hermoso amanecer o atardecer,  poder beber un delicioso café o cualquiera que sea nuestra bebida favorita a la hora que queramos. Salir a caminar, disfrutar de la naturaleza etc.  Estos pequeños detalles nos convierten en personas sumamente afortunadas.  
  2. La salud es el mayor tesoro: por ello debemos agradecer de contar con buena salud o sino es así, por lo menos tener la oportunidad de tratar de corregir los errores que hemos venido cometiendo tanto con nuestra mala alimentación, falta de sueño, estrés excesivo, sedentarismo etc.  Con esta experiencia que estamos viviendo en el 2020 con la pandemia una de las lecciones más grandes es que no podemos descuidar nuestro cuerpo y que debemos trabajar duramente para mantener un equilibrio y que nuestro sistema inmunológico tenga la manera de  defendernos ante el ataque de estos sorpresivos, fatales y destructivos virus. 
  3. Agradecer, la enseñanza que nos deja el tomar conciencia de que no tenemos ningún trabajo asegurado en esta vida, y que  por ello, debemos tomar medidas urgentes y no andar derrochando lo poco que tenemos en cosas innecesarias. Ya nos dimos cuenta que ni un closet lleno de ropa, un sinfín de perfumes, una gran colección de gafas, bolsos o zapatos,  nos suplen las necesidades básicas en caso de una emergencia ¿verdad? Tratar de mantener un ahorro que nos respalde es nuestra responsabilidad,  y sobre todo nuestra manera inteligente de manejar la economía de nuestro hogar.

“Si una persona no está agradecida con lo que tiene ahorita, difícilmente lo será cuando lo obtenga”. — Frank A. Clark

  1. Crear conciencia de trabajar nuestra salud mental:  trabajar todos los días en ella nos  ayudará a  mantenernos fuertes y soportar estas duras pruebas que la vida nos pone en el camino.  Los expertos recomiendan  hacer ejercicio físico que no solo favorece nuestro cuerpo sino nuestra mente; el descanso,  ya que resulta reparador y nos ayuda a mejorar nuestro rendimiento. También, escoger bien los alimentos que ingerimos tiene un impacto positivo en nuestra salud, socializar además de mantener activo nuestro cerebro,  nos ayuda a evitar la ansiedad y el estrés. 

Buscar actividades divertidas y placenteras, trabajar nuestros pensamientos, buscar actividades que nos relajen, organizar nuestras ideas y buscar objetivos claros, aliviaran nuestras cargas y nos ayudarán a ser más eficientes y por ende productivo y sano.   Y en caso de que sintamos que la presión es demasiada para nosotros, no dudar ni por un instante en pedir ayuda a un profesional.

  1. Agradecer que este encierro nos ha ayudado a conocer más a nuestros familiares y amigos hemos estado casi obligados a convivir bajo el mismo techo con ellos, algunos en espacios amplios otros en lugares muy reducidos, aumentando  la presión y el estrés. Estábamos acostumbrados a vernos a la hora del desayuno, si es que lo tomábamos  antes de salir a trabajar o a la hora de la cena y luego cada uno a sus actividades o simplemente pegados a nuestros dispositivos electrónicos. Pero esta pandemia tuvo un impacto fuerte en nuestras relaciones e hizo una gran depuración, fortaleciendo algunas y otras llevándolas a un rompimiento temporal o irremediable. 

“La gratitud siempre tiene cabida en nuestra vida. Estudios demuestran que la gente agradecida es más feliz porque en vez de preocuparse por las cosas que le faltan, agradece lo que tiene”. — Dan Buettner

  1. “Adaptarnos no conformarnos” a situaciones inesperadas, algo más por lo que debemos estar agradecidos. Logramos activar nuestra creatividad, aprovechando el tiempo para crear  nuevas cosas.  Sacamos  nuestros talentos artísticos y culinarios que teníamos escondidos. Otros descubrimos capacidades para la construcción o reparando las cosas dañadas dentro del hogar. También, aparecieron nuevos escritores, fotógrafos, diseñadores de interiores, naturistas .  Lo importante fue salir de  nuestra zona de confort para hacer algo nuevo y mantener la mente ocupada. 
  2. La falta de tiempo que siempre reclamabamos, por lo cual nos manteníamos distantes de muchas de las personas que consideramos especiales en nuestra vida, fue compensado y  en estos meses tuvimos de sobra para ponernos nuevamente en contacto con compañeros del colegio, universidad,  amigos de la infancia,  con familia que hace tiempos no veíamos  etc. . Razón por la cual debemos estar agradecidos infinitamente. 

“La gratitud no se trata de las bendiciones que tenemos, sino de qué hacemos con ellas”. — W.T. Purkiser

  1. Al cerrarse muchas puertas,  otras también se abrieron para nuestro beneficio, la frase un poco trillada en estos tiempos  “reinventarnos” fue la más aplicada  en estos tiempos de crisis. Bien es cierto que se perdieron muchos empleos,  pero también, se logró dar  inicio a nuevos negocios o proyectos  que tenían postergados hace tiempo.  Por otro lado, algunas personas dedicaron el  tiempo en aprender una nueva labor otros replantearon un nuevo enfoque para lo que venían desempeñando hasta el momento.  Y la gran mayoría de las personas vio el beneficio de trabajar desde casa con una buena organización, creando reglas para una mayor productividad. Pero gozando de los privilegios del hogar, como disfrutar de una buena comida casera en compañía de la familia.

“Siempre hay que encontrar el tiempo para agradecer a las personas que hacen una diferencia en nuestras vidas”. — John F. Kennedy

  1. Poder contar con personas que trabajan incansablemente tratando de encontrar la cura para este mal. Los trabajadores indispensables que arriesgan sus vidas diariamente para tratar de salvar la nuestra como los médicos, enfermeros, auxiliares, bomberos, trabajadores sociales, conductores de reparto y domiciliarios, personal educativo. Entre otros.  
  2. contar con  alimentos en nuestra mesa, con familia y  amigos que se preocupan por nosotros, el agua que bebemos, o con la que nos bañamos diariamente. Tener un abrigo para los días de frío, un  techo donde dormir. Cada respiro que nos recuerda que estamos vivos. Cada sonrisa  y hermosos detalles o manifestaciones de amor que  enriquecen nuestra vida. Motivos más que suficientes para dar gracias este 2020. 

“Feliz día de acción de gracias para todos”

Sobre el Autor

Mónica Sanabria

Comunicadora social y periodista, Master en relaciones internacionales. Larga experiencia en medios de comunicación Prensa Radio y Televisión. Desde el 2003 dirige su agencia de publicidad M&M Creative Image productions con gran dominio en artes gráficas, Social Media y Fotografía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *