Seleccionar página

Pasión a la colombiana

Pasión a la colombiana

Nacimos en un país lleno de pasión, de gente alegre, de sabores variados, de multicultural, diversidad étnica, tenemos uno de los mejores cafés del mundo, hablamos con diferentes acentos, pero somos conocidos mundialmente por tener un español muy claro  y entendible,  nuestras costumbres varían según la región, con un montón de diferencias pero pese a estas, contamos con más cosas en común de lo que nadie podría imaginar. Nuestro amor por la tierra nos hace que encontremos ese punto céntrico que solo el corazón es capaz de hallar.

Cuando de sacar la bandera y mostrar al mundo el orgullo patrio, nadie se nos iguala. Y no sé si me equivoco,  pero cuando vivimos fuera, valoramos más nuestra cultura y disfrutamos cada pequeño detalle que nos regrese a nuestras raíces y nos haga recordar de dónde venimos y de qué estamos hechos.

Viendo un partido de fútbol de nuestra selección gritamos, lloramos, discutimos, nos convertimos en árbitros, no nos importan que nos vean saltar para celebrar un gol,  así estemos en un lugar en donde seamos los únicos colombianos, abrazamos a los que están cerca de nosotros para festejar. Contagiamos con esa alegría que nos caracteriza   y nos hace únicos. No creo que exista un compatriota en el exterior que no tenga en su closet una camiseta de la selección. 

Al igual ocurre con cada logro de nuestros grandes deportistas en  diversas sus modalidades. al igual que con los grandes artistas que nos representan mundialmente. Se nos agranda el corazón cuando cualquier extranjero nos comenta lo mucho que les gusta nuestra música y nuestra gente,  cuando se habla de la belleza de las mujeres colombianas  y de los grandes amigos que tienen provenientes de nuestro país.

En cada ciudad a la que llegamos buscamos siempre un restaurante colombiano y así tengamos cientos de opciones gourmet alrededor nuestro,  la escapadita no puede faltar para disfrutar de una sopita típica como el  ajiaco, mondongo o sancocho y por supuesto la bandeja paisa, o una empanadita, buñuelo o pan de queso. Alguna golosina como el arequipe, bocadillo, manimoto. Productos que mientras vivíamos en colombia y los  teníamos a mano,  no los disfrutamos tanto, pero que fuera del país los sentimos y disfrutamos como si fueran el mejor manjar del mundo.

Siempre estamos hablando de la riqueza natural que tenemos, la variedad de climas, flores y frutas con las que contamos dentro de Colombia. Constantemente estamos invitando a los extranjeros a conocer nuestra tierra. Y valoramos cuando ellos se han tomado el tiempo de investigar cosas positivas sobre nosotros y nuestra cultura.

Los colombianos en el exterior somos los embajadores de nuestro país, por ello nos esforzamos constantemente en mejorar la imagen y  dar a conocer al mundo lo afortunados que somos de haber nacido en una tierra tan fértil y próspera, llena de grande talento y gente hermosa. 

Sobre el Autor

Mónica Sanabria

Comunicadora social y periodista, Master en relaciones internacionales. Larga experiencia en medios de comunicación Prensa Radio y Televisión. Desde el 2003 dirige su agencia de publicidad M&M Creative Image productions con gran dominio en artes gráficas, Social Media y Fotografía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *