Seleccionar página

Navidad virtual: cómo adaptar tus tradiciones a la nueva ‘normalidad’

Navidad virtual: cómo adaptar tus tradiciones a la nueva ‘normalidad’

Para muchos, diciembre es la época de volver a casa, compartir con la familia y los amigos a los que hace rato no vemos, y descansar unos días del ajetreo de la vida diaria. Pero este año la vida nos ha cambiado en todos los aspectos, incluyendo por supuesto la manera en que celebramos estas fechas. Con expertos en todo el mundo recomendando movilizarse lo menos posible y restringir las celebraciones a los miembros de la familia o el hogar inmediato, se hace difícil atravesar el mundo, como muchos solemos hacerlo, para estar con nuestras familias en esta temporada. 

Sin embargo, y aunque suene difícil con todo lo que está pasando en el mundo, lo mejor de la Navidad es que trasciende fronteras y llena de magia todos los rincones del planeta, con íconos populares y tradiciones heredadas de todas partes. En Colombia son muchas las costumbres arraigadas a nuestro país, que solo celebramos allá, y que extrañamos mucho cuando estamos lejos. Pero la buena noticia es que muchas de estas tradiciones pueden adaptarse a nuestra ‘nueva normalidad’, una en la que la mayoría de los encuentros se dan de manera virtual. Te traemos una lista de lo que puedes hacer para sentir tus costumbres colombianas de diciembre un poco más cerca. 

La novena en familia

No hay nada más colombiano que recibir a la familia alrededor del pesebre para rezar la novena de aguinaldos, una costumbre que arranca el 16 de diciembre y culmina con la noche buena para celebrar el nacimiento del niño Jesús. Y aunque este año es bastante complicado recibir personas en casa, muchos menos disfrutar de las delicias que pasan de mano en mano entre los asistentes, la verdad es que la novena virtual puede resultar sencilla de realizar y muy reconfortante. Lo importante es reunir a tu grupo familiar y de amigos, asignar una hora y crear una reunión por Zoom o la plataforma digital de preferencia. Cada uno puede hacer una lectura y entre todos podrán sentir el espíritu navideño más cerca ¡cantando villancicos! 

Christmas holidays at home. Happy children using tablet, playing online, having fun.

Jugar a los aguinaldos

Hay muchas formas de pasar buenos ratos con los amigos y gritar ¡mis aguinaldos!, pero jugar al tres pies o la pajita en boca se complica cuando estamos a varios miles de kilómetros de distancia. Pero hay una versión de los aguinaldos que se puede jugar de manera virtual si nos ponemos lo suficientemente creativos: el Dar y Recibir. 

En nuestras conversaciones con amigos, incluso por mensajes, podemos tratar de convencer a nuestro oponente de recibir un regalo de la manera más creativa, pero en realidad quien acepte el ‘regalo’ es el que pierde, tu podrás gritar ¡mis aguinaldos! y esperar tu premio. También será una buena manera de ponerte creativo con los regalos, puedes enviar cosas a domicilio en la ciudad dónde estés, o enviar regalos digitales ¡todo cuenta! 

La eucaristía en línea

Desde el comienzo de la pandemia las iglesias y templos tuvieron que adecuar toda su actividad a la nueva normalidad, pues en la era del covid-19 las aglomeraciones en los servicios religiosos están completamente prohibidas. Y para muchos, la Navidad se lleva con fervor asistiendo a eventos especiales como la vigilia de Navidad y la misa de gallo.

 Para quienes asisten con frecuencia a la iglesia, ya deben estar alineados con las actividades virtuales y semipresenciales de su parroquia local, pero diferentes arquidiócesis en el país, comoa la de Bogotá, ofician misas a través de su página de Facebook, que se pueden ver en todo el mundo. Y para los más fervorosos está la tradicional misa de Navidad del Papa Francisco a las 9:30 de la noche, hora de Roma, que también puede verse en línea, y otros eventos del Santo Padre que pueden seguirse a través de la página del Vaticano.  

Creatividad en los regalos

Aún con todo lo que está pasando en el mundo, dar sigue siendo una de las mejores cosas de la Navidad. Pero este año, que tal vez no les podemos hacer llegar regalos a todos los que queremos, tal vez sea momento de ponernos creativos con los detalles. Puedes empezar por buscar emprendimientos locales de la ciudad donde vive tu ser querido y enviar un gesto: un plato de comida, una botella de vino, un postre, todos transmiten sentimientos de confort, al igual que otros detalles que están disponibles a través de entregas a domicilio. Pero también, precisamente por el momento en que vivimos, es necesario pensar hoy más que nunca en ayudar al que tenemos al lado. Antes de gastar dinero en un regalo, preguntémosle al otro qué necesita, qué ayuda requiere. O también es posible hacer una pequeña donación a una causa que esa persona apoye, a su nombre. Un lindo gesto con aquellos menos afortunados que nosotros. 

En definitiva, la Navidad es una época especial. Ojalá este año, lleno de imprevistos y nuevos retos, nos permita replantearnos nuestras costumbres y nos reúna alrededor de lo verdaderamente importa: el amor de nuestros seres queridos, que se siente cerca aunque no podamos tenerlos a nuestro lado hoy. 

Sobre el Autor

Jeniffer Varela

Periodista colombiana y magíster en Estudios de Moda, especializada en temas de moda y estilo de vida. Ha trabajado toda su vida escribiendo, ya sea desde la sala de redacción de un periódico, su propio blog o tomando la voz de una marca para llevarla a sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *