Seleccionar página

Revivamos las viejas costumbres colombianas de la navidad

Revivamos las viejas costumbres  colombianas de la navidad

Esas pequeñas cosas que nos hacían reír y disfrutar grandes momentos en familia y con amigos.

Recuerdo de pequeña lo divertido que era recibir la época de  navidad y sobre todos por las cosas divertidas de las que podía disfrutar en esa época, como los aguinaldos, los inocentes, el amigo secreto, participar en esas novenas tan divertidas en donde los niños hacían sus propios instrumentos para los villancicos como las panderetas o las maracas con objetos reciclados. 

No sé si será nostalgia  por vivir en el extranjero, pero he notado que  se han perdido poco a poco esas costumbres tan geniales. La navidad pasada  viaje a Colombia y no vi que  las personas mantuvieran estas costumbres divertidas de juegos y actividades  que se realizaban en torno a rezo de la novena y mucho menos en el exterior.  

Será la modernidad  y el querer impresionar con cosas costosas  o tecnológicas que ha atribuido a que se vayan desapareciendo poco a poco estas costumbres tan únicas que nos hacían disfrutar aún más de la época decembrina.

Les invito a disfrutar nuevamente de la época de navidad como lo hacíamos en el pasado  de la manera más simple y divertida, recuperemos  eso que nos hacía tan felices y que permitía que nos integramos realmente con nuestros amigos y familiares.

Aguinaldos

Una costumbre que heredamos por parte de la iglesia en el pasado, que daba la apertura de manera divertida a  la época navideña. Una serie de juegos divertidos en donde apostamos un regalo. Normalmente jugamos en la época de las novenas en casa, pero también en las oficinas, colegios, universidades etc. cualquier lugar es perfecto para divertirnos  y usar nuestro sentido del humor y el premio lo entregaremos  en la noche buena. 

Los juegos de aguinaldos más populares: 

El sí y el no

Entre uno de los juegos más conocidos tenemos es el del  sí y el no. En este no podemos usar las palabras «sí y no» frente a nuestros contrincantes dependiendo de la que hayamos elegido previamente.  Y cada vez que fallemos, nuestro adversario gritara «¡mis aguinaldos!» Normalmente al iniciar el juego decidimos cuántas veces podemos fallar hasta perder. Normalmente son tres. 

Pajita en Boca

En este  juego debemos tener cualquier cosa en la boca ya sea un chicle, comida, un palillo etc. cualquier objeto. Constantemente estaremos siendo observado por nuestro oponente para ver en que momento nos descuidamos y perdemos. De ser así, la persona con la que estemos jugando gritara «pajita en boca»  obteniendo el punto.

 

Preguntar y no responder 

Este es un poco difícil de jugar, pero es muy popular justamente por esta razón, dado que es muy fácil perder. Consiste en que no le respondamos ninguna pregunta a nuestro contrincante a menos que  se acuerde previamente detener el juego para formular la pregunta de ser necesario. 

 

Dar y no recibir 

En este juego nuestro adversario esperara que nosotros estemos distraídos para entregarnos algo, normalmente objetos o comida a la que no nos podamos resistir. 

 

El beso robado 

Suele jugarse normalmente entre parejas o amigos muy cercanos o familiares. Como su nombre lo indica, consiste en robarle un beso cuando esté descuidado a nuestro oponente. Si estamos atentos será fácil defendernos en el caso de ser atacados  con esta irresistible práctica. Se requiere mucha fuerza de voluntad, sobre todo entre enamorados.   

Tres pies  

Un buen balance será necesaria para que juguemos este aguinaldo en razón a que el oponente tratará de ponernos un pie en medio de los dos nuestros para obtener el triunfo. En esta práctica es importante que establezcamos reglas extras  para que no hayan equivocaciones. Por ejemplo, que el pie solo se puede poner si llega por detrás y no por delante etc. 

La finalidad de estos juegos es divertirse, medir nuestra concentración, astucia y sacar ese espíritu competitivo que todos llevamos dentro. 

 

Amigo Secreto

Así como en la época de amor y amistad, este juego también logramos adaptarlo  a la temporada navideña, sobre todo con compañeros de trabajo, universidad o colegio etc.  Porque todos podemos jugar y no tenemos que gastar tanto dinero regalándole a todas las personas del grupo. También, ayuda a que conozcamos más  a nuevas personas con las que de pronto no hemos interactuado mucho.

En papel se escribe el nombre de todas las personas, luego se cortan dejando de manera individual cada nombre de los integrantes  del grupo y se introducen todos en una canasta, bolsa etc. para luego, al azar tomar un papel de estos, el cual llevará el nombre de la persona a la que le daremos el regalo en la celebración de navidad.  

Algunas personas suelen jugar durante todo los días previos a dar pistas o regalos sencillos como un chocolate  en el escritorio o algo divertido. El día de la entrega de regalos cada persona deberá tratar de adivinar quien fue su amigo secreto. Depende de nuestra creatividad si nos convertimos en el mejor amigo secreto para alguien.  

 Los Inocentes 

Se celebra el día 28 de diciembre, un día para sacar el travieso niño que todos llevamos dentro. Hacemos bromas, algunas inocentes otras muy cargadas hasta pesadas en algunas ocasiones, todo depende del gestor y del grado de confianza  que tengamos con la víctima.   

En la edad media esta práctica se llamaba «la fiesta de los locos»,  en la cual se consideraba que todo estaba permitido, ya que nadie tenía culpa de nada. La iglesia, con el fin de   controlar un poco todos los excesos de los participantes, logró hacer coincidir esta fecha con la de los Santos Inocentes, en donde se conmemora la muerte de cientos de niños menores de dos años en Belén por mandato del Rey Herodes, quien pretendía matar a Jesús.  Pero su origen en realidad no tiene que ver con este último acontecimiento, puesto que existía desde antes del nacimiento de Jesús. 

La peor pesadilla para mi familia en ese día es el  recibir café preparado por mamá, ya que ella le suele agregar mucha sal en lugar de azúcar  y lo peor es que siempre caemos en su juego. Aparte de esta bromas, encontramos otras igual de famosas como  la de pegar una cartel en la espalda de las persona con algún mensaje divertido sin que ella lo note. Otras muy comunes son la llamada  telefónica, cambiar la hora del reloj, dar noticias falsas, la moneda o el billete amarrado de un hilo transparente para cuando alguien lo vaya a recoger en la calle nosotros tener el control y retirarlo etc. 

Pero para los que toman este día «muy en serio» existen  la famosa casa de trucos, o casa de bromas, en donde podemos hallar objetos especializados para pasarla en grande. como el telescopio que le deja el ojo negro a la persona que mira a través de él,  También, el chicle que cuando lo vamos a tomar nos da un fuerte machucón, la goma de mascar con picante en su interior, las pastillitas que al morderlas simulan sangre, el tarro de maní en donde al abrir sale sorpresivamente una serpiente. Y un sinfín de alternativas que obviamente requerirán de una buena inversión económica por parte del bromista. 

 

La novena navideña

Novena Navideña Actualizada

Cada año los colombianos entre el 16 y el 24 de Diciembre celebramos  la novena navideña, en donde nos reunimos con amigos y familiares a rezar la novena y a comer deliciosas entradas y platillos muy tradicionales de nuestro país. También, es un lugar perfecto para los juegos de aguinaldos.  

Esta novena a lo largo de los años ha tenido varias modificaciones de la versión original creada por Fray Fernando de Jesús Larrea por petición de la fundadora del Colegio de la  Enseñanza en Bogotá doña Clemencia de Jesús Caicedo Vélez y fue publicada oficialmente en 1743. Algunos años después La madre María Ignacia le agrego los gozos (las canciones que la acompañan). Y así sucesivamente, han aparecido nuevas modificaciones. ¡Podemos utilizar la que más nos guste!

Por otra parte, antiguamente los instrumentos para acompañar los cantos de la novena eras  hechos a mano por los niños, dándole un mayor valor, como por ejemplo hacer las panderetas con tapas de gaseosa,  las maracas con arroz u otros materiales reciclados o que tenemos normalmente en casa. 

Agüeros para fin de año

Así  nos gusta despedir a los colombianos el año. Otra práctica súper divertida que no podemos dejar morir  y que forma parte de nuestras costumbres. Los Agüeros acá los más recordados por todos los colombianos

Contar dinero

Para que abunde el dinero el próximo año los colombianos alistamos un fajo de billetes de la moneda del país en el que vivamos y a media noche debemos contarlos  mientras damos abrazos a doquier.

Darla vuelta a la manzana

Esto solo en caso de que queramos viajar con frecuencia el próximo año. Tener una maleta lista y esperar a que el reloj marque las 12 para poder salir corriendo a dar la vuelta alrededor de la cuadra.   

La ropa interior color amarillo

El resto del mundo usa ropa interior roja, pero nosotros los colombianos la usamos amarilla y preferiblemente al revés para asegurar la buena suerte

Por otra parte, las lentejas, las uvas y el bañarnos con champagne forman parte de costumbres mundiales.  Lo importante es hacer del mes de Diciembre un tiempo inolvidable y divertido vivamos donde vivamos. Recuperar esas tradiciones tan lindas  que nos hace tan colombianos y únicos es nuestra misión. Dejar huella por donde pasemos es nuestro deber. 

 

Felices fiestas

Escrito por: Mónica Sanabria

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *