Seleccionar página

¿Turismo local? Los mejores (y más seguros) planes en Nueva York .

¿Turismo local? Los mejores (y más seguros) planes en Nueva York .

Son muchas las cosas que han cambiado en nuestra rutina debido a la emergencia del Covid-19. Sin duda, una de las que más extrañamos todos es la posibilidad de movernos libremente por el mundo. Por tierra, mar o aire, viajar es una de las actividades que se ha visto más afectada por las restricciones en todo el mundo, que incluyen cierres de fronteras e imposición de cuarentenas a viajeros que lleguen desde ciertos territorios que se han denominado más propensos a contagios. 

Sin embargo, a medida que se van abriendo las fronteras y se van reorganizando las medidas y protocolos de bioseguridad en los diferentes países, las opciones se van ampliando, especialmente a nivel local. En el caso de Nueva York y Nueva Jersey, que han mantenido estrictas reglas incluso en lo que respecta a viajes por fuera del estado (las personas que viajen a determinados estados considerados de alto riesgo deben someterse a una cuarentena de 14 días al llegar), las posibilidades son un poco más reducidas, pero el lado positivo es que seguimos estando en una de las ciudades más turísticas en el mundo, que ahora tiene negocios y atracciones que dependen de todo el apoyo que puedan recibir de los locales. Además, podemos aprovechar lo que nunca antes: la ‘capital del mundo’ medio vacía, con muchos lugares por visitar. 

Y como sabemos que el frío llegará pronto y con él se irán nuestras ganas de salir de casa, les presentamos los planes más atractivos para hacer turismo este otoño, con todas las medidas de seguridad necesarias. 

¡Temporada de calabazas!

Para quienes vivimos en Estados Unidos la llegada del otoño significa la época de ‘pumpkin everything’, todo con motivo, sabor y olor de calabazas. Y por supuesto, el mejor plan de la temporada es ir a recoger calabazas a las diferentes granjas que ofrecen este plan, así como manzanas y otros productos propios de la temporada. En el área triestatal hay una gran cantidad de granjas donde puedes ir a escoger tus propias calabazas y vegetales, y es el plan perfecto porque es al aire libre y se puede guardar distancia entre grupos. Antes de ir, es importante asegurarse de las medidas de seguridad que cada lugar ha adoptado para funcionar dependiendo de la localidad en la que se encuentren, no olvidar el tapabocas y, de preferencia, reservar con anterioridad. 

Cine de miedo

Otro de los planes favoritos en el otoño en EE.UU es ir a cine a ver maratones de películas de terror, en antesala al Halloween. Pero con los cines cerrados y sin fecha estipulada para su reapertura, esta no es una posibilidad. 

Pero ¡no hay de qué preocuparse! Muchos lugares en Nueva York y Nueva Jersey se las han ingeniado para traer de vuelta un ícono de la cultura popular: los autocinemas. Y por supuesto, varios tienen en mente maratones de cine de terror para celebrar Halloween. Como con todo en esta época, es necesario asegurarse de tener entradas con anticipación y estar dispuestos a cumplir con todas las medidas de seguridad. 

Parques temáticos, con tapabocas

Siguiendo con el tema de Halloween, también hay parques temáticos y ‘casas embrujadas’ para todos los gustos. El parque Six Flags ofrece su tradicional Hallowfest, pero con muchos cambios para adoptar medidas en contra del  Covid-19. Entre estas, la prohibición de cualquier tipo de máscaras o caretas de disfraces que impidan ver si el visitante lleva tapabocas, y también la prohibición a comer en los espacios del parque. En la lista están casas embrujadas, visitas guidas y ‘trick or treating’ para los más pequeños. Algunos de estos eventos son gratis, pero la mayoría tienen algún tipo de costo o exigen reserva previa para poder garantizar la asistencia.  

Museos en la Gran Manzana

Una de las grandes atracciones de Nueva York son sus diferentes museos, con algunas de las colecciones de arte más famosas y vastas del mundo. Para muchas personas que viven en la ciudad o en su cercanía, las aglomeraciones son un impedimento para visitarlos. Pero ahora que los museos reabrieron en una ciudad que está recibiendo pocos turistas, es el mejor momento para aprovechar, especialmente porque muchos están funcionando con un programa de entradas limitadas y promociones que incluyen donaciones sugeridas (por precios tan bajos como $1 dólar) y horarios especiales. Es importante anotar que algunos de estos museos pueden estar en las comunidades afectadas por el reciente anuncio de cierres sectorizados en localidades de Brooklyn y Queens, así que es mejor consultar la web de cada uno para estar completamente seguros. 

La comida, el mejor plan

También dentro de los planes favoritos de los neoyorquinos está la posibilidad de disfrutar la gastronomía de tantas partes del mundo disponibles en una sola ciudad. La industria de los restaurantes es una de las que más ha sido golpeada por la falta de turistas y los cierres por la pandemia, así que los locales están saliendo a mostrar su apoyo a sus lugares favoritos, siempre tomando precauciones. Las autoridades del estado de Nueva York aprobaron la apertura de los interiores de restaurantes en un 25% de capacidad, mientras que en Nueva Jersey es del 50%, y en ambos estados se mantiene la posibilidad de servicio en terrazas y balcones. Si estás pensando disfrutar de esta posibilidad, la clave está en obtener una reserva y, de nuevo, estar dispuesto a cumplir con los protocolos, que pueden incluir toma de temperatura y recolección de datos para informar de posibles exposiciones a contagiados. 

Aunque limitadas, nuestras ciudades todavía disponen de opciones para disfrutar la vida social, cumpliendo al mismo tiempo con las normas de seguridad y salud. La clave está en balancear estas actividades con autocuidado, no olvidar el tapabocas (bien puesto) y recordar que está en nuestras manos conservar nuestra salud y la de quienes nos rodean. 

Sobre el Autor

Jeniffer Varela

Periodista colombiana y magíster en Estudios de Moda, especializada en temas de moda y estilo de vida. Ha trabajado toda su vida escribiendo, ya sea desde la sala de redacción de un periódico, su propio blog o tomando la voz de una marca para llevarla a sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *