Seleccionar página

Año nuevo, nuevos hábitos: te ayudamos a empezar con pie derecho

Año nuevo, nuevos hábitos: te ayudamos a empezar con pie derecho

El mes de enero de cada año trae varias constantes: vacaciones (para muchos), aires de cambio, propósitos de renovación y un sinfín de artículos, videos y contenido que anima a empezar el año con el pie derecho, cambiando lo que no nos gustó o nos hizo bien en los doce meses anteriores y mirando al horizonte con optimismo. 

Sin embargo, los 12 meses que pasaron del 2020 fueron, para más de uno, no solo dignos de olvidar sino de una reflexión más profunda. Meses continuos de encierro, nuevas rutinas gracias al trabajo a distancia y la imposibilidad de llevar a cabo muchos de nuestros hábitos más arraigados nos obligaron a replantear muchas cosas para este año, más allá del típico propósito de ser mejor, o comer más sano o ir al gimnasio. Por eso, desde Vínculos decidimos hacer una pequeña lista de los nuevos hábitos (y más realistas) que esperamos te ayuden a empezar el 2021 con la mejor actitud y preparados para una nueva realidad en la que cualquier cosa puede pasar. 

-Eres la prioridad: no cabe duda de que el 2020 fue un año agotador de acoplarnos a una realidad que todavía puede sonar distópica o fuera de lugar, trayendo consigo nuevas obligaciones y la preocupación por el bienestar de todo nuestro alrededor. Sin embargo, y por loable que sea la idea de mantener a salvo a todos nuestros seres queridos, este nuevo año debe incluir la posibilidad de hacer de nuestro bienestar una prioridad. No estamos diciendo que dejes de preocuparte por el otro, pero sí es necesario que hagamos parte de nuestra rutina esas cosas que nos hacen sentir bien y van en beneficio de nuestra salud física y mental. Algunas personas han encontrado, por ejemplo, que meditar en las mañanas les prepara para empezar el día con mejor energía (varias de las aplicaciones más populares del mercado ya tienen versión en español), otras encuentran esa energía en unos minutos para un buen desayuno, por ejemplo. Cualquiera que sea, asegúrate de tener tiempo para ese actividad que disfrutas tú, y verás que en unos meses se notará la diferencia.

-Ejercicio realista y en casa: siempre que empezamos un año nos prometemos hacer más ejercicio. No en vano, los gimnasios registran sus números más altos de nuevos miembros justo después de las fiestas. Pero este año la ida al gimnasio es otra actividad que cambió, pues los expertos aseguran que esta es una de las actividades con mayor riesgo de contagio de Covid-19, y muchos de estos establecimientos siguen cerrados u operando con muchas restricciones. Desde el inicio de la pandemia y las medidas de confinamiento se ha visto una tendencia de la gente a entrenar desde casa y si todavía no te has sumado, ¡es el momento! No solo hay muchísimas opciones como aplicaciones gratuitas para hacer diferentes rutinas o clases sino equipos especiales con membresías y entrenamientos específicos, como Mirror y Peloton, muy populares en Estados Unidos y una gran inversión si tienes el tiempo para dedicarles. Pero sea que tengas una rutina estricta o simplemente quieras moverte un poco más, incorporar unos minutos al día de actividad física es un beneficio que no podemos dejar pasar. 

-Contenido con sustancia: sí, los meses que se fueron han sido de encierro, probablemente acompañados de mucha televisión. ¿Pero qué tal si en vez de perder horas frente a la TV o el computador (incluso después de horas trabajando) empezamos a buscar libros con sustancia? Aunque muchos no lo crean, hay infinidad de libros en español que van más allá del típico crecimiento personal o autoayuda que muchos ven con recelo o hasta desprecio. El año pasado nos encontramos una lista de libros escritos en español que pueden ayudar a este propósito, como ‘Arregla tu desmadre’, de Sarah Knight; ‘Espabila de una vez: Un desafío incómodo y doloroso que marcará tu vida’, de José Montañez: o ‘Encantado de conocerme’; de Borja Villaseca. Si los libros no son precisamente lo tuyo, pero quieres consumir contenido que te ayude a ser mejor en cualquier aspecto (amigo, ciudadano, etc), puedes buscar podcasts como ‘Se regalan dudas’, en el que las anfitrionas invitan semanalmente a expertos para hablar de temas de crecimiento personal; TED en español, que nos habla de diversas temáticas sociales y personales de las que vale la pena saber; o Vida Real, de la colombiana Verónica Orozco, en el que se tocan temas que pueden ser considerados tabúes o simplemente aquellos que están en boca de todos, de la mano de especialistas. 

-Reducir el desperdicio: al inicio de los confinamientos en diferentes países pudimos ver y leer mucho acerca de cómo el planeta se estaba ‘recuperando’ de la intervención humana en muchos aspectos: nuevas especies vistas en ciudades, reducción en las emisiones de gases, entre otras. Y aunque muy positivo, esto solo fue un efecto momentáneo que nos hizo darnos cuenta de que necesitamos comprometernos más en reducir nuestra cadena de desechos que a diario contribuyen a grandes daños en el planeta. 2021 puede ser, por ejemplo, el año en comprometernos con la separación de los desechos del hogar, así como de reciclar y reutilizar todo lo que podamos: papel, vidrio, plástico. Pero también es momento de repensar nuestro consumo y tratar, por ejemplo, de no desperdiciar alimentos que se nos quedaron olvidados en el fondo de la nevera. Para aprovechar al máximo todos los productos que compremos, la app de Tasty tiene una opción que sugiere recetas basadas en los ingredientes que hay en la alacena. Esta idea también puede traducirse en aprovechar al máximo tu ropa y hasta los productos de cuidado personal. Y haciendo uso de la tecnología, existen aplicaciones que pueden guiarte en este proceso, con consejos que van desde cómo reciclar de manera más eficiente hasta cuántos litros de agua llevó fabricar esa camisa que compraste.

Sea cual fuere tu propósito a cumplir para este 2021, esperamos que los meses venideros sean en alguna medida más positivos y fructíferos que el año que ya pasó. Al menos esta vez, a todos nos quedó una lección, la de “aprovechar el momento” o ‘carpe diem’, porque ahora sí estamos seguros de que la rutina nos puede cambiar en cualquier momento. ¡Feliz año nuevo! 

Sobre el Autor

Jeniffer Varela

Periodista colombiana y magíster en Estudios de Moda, especializada en temas de moda y estilo de vida. Ha trabajado toda su vida escribiendo, ya sea desde la sala de redacción de un periódico, su propio blog o tomando la voz de una marca para llevarla a sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *