Seleccionar página

Secretos de las mamás colombianas para consentirse en casa.

Secretos de las mamás colombianas para consentirse en casa.

Las mujeres colombianas somos expertas en trucos de belleza, y siempre nos destacamos en el exterior porque queremos estar bien arregladas y presentadas para cada ocasión, con todo lo que eso implica: piel, cabello, todo a la altura. Y aunque en el exterior esa no siempre es una posibilidad debido a los costos de esos servicios, ahora casi en todo el mundo nos enfrentamos a situaciones de confinamiento que nos han obligado a buscar soluciones alternativas. Y aunque en algunos momentos estés desesperada por correr al spa o al salón de belleza de tu preferencia, la verdad es que hay soluciones inmediatas a casi todos tus problemas, ¡todo al alcance de tu alacena!

Ya en otras ocasiones hemos hablado de cómo los remedios caseros son perfectos para incorporar a tu rutina de belleza, pero ¿qué tal si ahora pensamos en cómo podemos darnos un respiro del encierro (al menos con la mente) y buscamos relajar y consentir nuestro cuerpo con los ingredientes que tenemos al alcance? Aquí te contamos cómo puedes diseñar una tarde de spa en casa para sentirte renovada sin tener que comprar nada ni salir de casa. 

 

Exfoliación de cuerpo

Cualquier tratamiento de belleza empieza con una limpieza de las impurezas en el cuerpo, para que la piel pueda absorber todos los nutrientes de los ingredientes que vamos a poner después. Uno de los componentes de tu alacena, que todos tenemos, y que es muy alabado por sus capacidades exfoliantes es el azúcar. 

Mezclado con tu crema hidratante, provee una exfoliación suave, pero su mejor aliado en la ducha es el aceite de coco. Mezcla ½ taza de azúcar con ½ taza de aceite de coco y una cucharadita de aceite de vainilla. Frótalo con masajes suaves por todo el cuerpo (puedes usar un guante exfoliante en áreas como los muslos para ayudar a mejorar la circulación) y déjalo actuar durante diez minutos, luego enjuaga con agua templada. 

 

Cabello brillante

El siguiente paso, mientras todavía estás en la ducha, es un tratamiento para el cabello. Debido a las actividades diarias y a la cantidad de químicos a los que sometemos a nuestro pelo, la fuerza y resistencia de las hebras se ven comprometidas, por lo que una de las principales características de los tratamientos debería ser restablecer el cabello débil. Para eso, el mejor aliado en casa lo encuentras en la cocina: el aceite de oliva, que contiene propiedades nutritivas, mejora la elasticidad y evita el encrespamiento del pelo. Mezcla una cucharada de aceite de oliva con dos cucharadas de mayonesa y un huevo. Aplica en todo el cabello, haciendo énfasis en las puntas, y cubre el cabello con un plástico (el calor ayuda a que penetre mejor).

Deja actuar durante 20 minutos y enjuaga con agua fría. Si tu cabello es crespo y lo que necesitas es hidratación, mezcla tres cucharadas de aloe vera con tres de miel, aplica y deja actuar durante media hora. ¡Notarás la diferencia! 

Mascarilla fácil y rápida 

La piel del rostro es una de las partes más delicadas del cuerpo, pues es susceptible a cambios debido al clima y otros factores externos. Además de mantener una rutina consistente de belleza, es bueno aplicar algunos tratamientos caseros de vez en cuando, y los ingredientes favoritos de las mamás son dos: avena y banano.

Para esta mascarilla necesitas un banano, 1 cucharada de avena y 4 cucharadas de miel. Aplica por todo el rostro y deja actuar por 15 minutos, luego enjuaga con agua fría. Esta opción es perfecta para las pieles secas, porque el banano aporta potasio y vitamina B, mientras que la avena hidrata de manera profunda. 

 

Hidratación después de la ducha

Después de exfoliar y limpiar nuestra piel en la ducha, es vital que hidratemos bien la piel para que todos los nutrientes se queden en el cuerpo. Así que después del baño hay un par de pasos que debes seguir. Una de las mejores opciones para hidratar naturalmente es el aceite de almendras, que puedes usar solo o con tu crema favorita. Solo agrega unas gotas a tu hidratante de preferencia y no solo notarás una fragancia deliciosa, sino la humedad en tu cuerpo. ¡No querrás que se acabe! 

Belleza de la cabeza a los pies

Una de las actividades favoritas de todas las mujeres es arreglarse las uñas, y ahora en cuarentena es una de las pocas cosas que podemos hacer para la que tenemos todos los implementos al alcance de la mano. Pero hay dos componentes naturales que harán toda la diferencia a la hora de arreglar las uñas, especialmente las de tus pies: el exfoliante de azúcar y aceite de coco del que hablamos en el paso uno, y una piedra pómez. Combinados, podrás retirar todas las impurezas de tus pies de manera natural y sin mucho esfuerzo, y tendrás una piel lozana y suave, especialmente necesaria ahora que no usamos muchos zapatos en casa. 

 

El toque final

El secreto mejor guardado de nuestras mamás y abuelas es la misteriosa agua de rosas, que muchas compraban en tiendas naturistas y hoy en día se han vuelto todo un estandarte de las marcas de belleza, por sus propiedades hidratantes y antioxidantes, además de que ayuda a combatir la inflamación. Lo que muchas personas no saben es que se puede hacer agua de rosas de manera sencilla en casa.

Necesitas una docena de rosas frescas, 1.5 litros de agua destilada y un frasco de vidrio. Desprende los pétalos de las rosas y viértelos en una olla con agua destilada, ponla a fuego medio y baja el fuego apenas el agua empiece a hervir (es importante que no escapen los gases en el agua). Déjalo al fuego por otros 10 minutos y luego en reposo por al menos una hora. Cuela y vierte en el frasco, y deja en la nevera hasta el día siguiente. Y ya la puedes usar como tónico, para sellar tu maquillaje o tenerla en una botella con atomizador en estos días calurosos. 

Recuerda siempre que no es necesario tener productos caros para cuidar de tu piel y tu belleza, con un poco de práctica puedes crear una rutina natural que te ayude a conservar tus atributos en casa y además te ayude a dedicarte unos minutos al día o algún momento solo para ti.

¡Consentirse es más necesario ahora que nunca antes! 

Sobre el Autor

Jeniffer Varela

Periodista colombiana y magíster en Estudios de Moda, especializada en temas de moda y estilo de vida. Ha trabajado toda su vida escribiendo, ya sea desde la sala de redacción de un periódico, su propio blog o tomando la voz de una marca para llevarla a sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *