Seleccionar página

¡Ojo con sus datos! Aprenda a identificar las apps de videollamadas seguras.

¡Ojo con sus datos! Aprenda a identificar las apps de videollamadas seguras.

En la era del confinamiento, el contacto personal con nuestros colegas, compañeros de trabajo, amigos y familiares se ha reducido casi a la mínima expresión. A raíz de este fenómeno, todos comenzamos a encontrar alternativas para esas reuniones laborales que no podemos aplazar, entrevistas que deben realizarse y hasta celebraciones de cumpleaños a las que no podemos asistir, siendo en muchos casos las aplicaciones de videollamadas grupales las de mayor demanda debido a su practicidad y a que muchas de estas son gratuitas. 

Zoom, una de las plataformas más populares en esa industria por nuestros días, reportó un aumento estruendoso en los últimos meses. Pasó de registrar 10 millones de llamadas a más de 200 en todo el mundo. La misma tendencia reporta Microsoft con su estandarte Skype, que vio a sus usuarios aumentar en un 70%, mientras que otras aplicaciones más novatas en el campo de las videollamadas han hecho arreglos para estar a la altura. WhatsApp e Instagram, ambas de propiedad de Facebook, están entre las ‘apps’ que aumentaron su capacidad de usuarios que pueden conectarse al mismo tiempo en una videollamada (de 4 a 8, en el caso de WhatsApp y 4 personas en el caso de Instagram). 

Sin embargo, con todas estas aplicaciones arribando a nuestras vidas, y por el afán de estar conectados, muchos olvidamos las implicaciones de seguridad que tiene el hecho de darle nuestros datos a más y más gigantes tecnológicos. La más afectada por denuncias de seguridad ha sido Zoom pues, según los expertos, permite la filtración de datos de inicio de sesión más fácil que otras plataformas, haciendo vulnerables los sitios corporativos con enlaces privados de sesión. Ante esas acusaciones, la compañía salió al paso asegurando que la seguridad es su prioridad y que “nunca venderá ni ha vendido” los datos de sus usuarios. Otros conocedores del tema aseguran, por su parte, que todas las aplicaciones de comunicaciones tienen potenciales vulneraciones de seguridad.

¿Cuál es la solución?

En la era en que casi todas las reuniones deben ser virtuales, descartar estas aplicaciones no es la idea más razonable. Sin embargo, es importante anotar que sin importar la que estemos usando, debemos ser conscientes de los datos que estamos proporcionando y tratar de entregar los menores posibles. Aunque suene muy descabellado, es vital tomarse el tiempo de leer las condiciones de uso y políticas de privacidad de cada una, para asegurarnos de que no hay cláusulas escondidas que permitan el uso de nuestros datos para fines indeseados.  También es necesario que cada aplicación que descarguemos en nuestros dispositivos provenga de los sitios oficiales, a los que debe llegarse de manera orgánica, no a través de enlaces enviados por terceros (esta es una de las formas más comunes para captar datos).

Los expertos en el tema recomiendan también designar para qué van a usarse estas aplicaciones y vigilar las que son usadas por menores, especialmente. También aconsejan ser cuidadosos con el tema de las contraseñas, usar combinaciones diferentes si se tienen varias y monitorear las actualizaciones en caso de que aparezcan alertas de seguridad. Pero a pesar de la preocupación por nuestra privacidad, la realidad es que necesitamos una alternativa que nos permita comunicarnos, especialmente en estos tiempos. Entonces, ¿cuáles son las opciones más seguras para nuestras comunicaciones diarias con nuestros jefes, o con nuestros familiares en Colombia? Desglosamos para ustedes las opciones más populares. 

Skype: el gigante de Microsoft ha dominado la categoría de las videollamadas por años tanto en la categoría gratuita como con servicios pagos que incluyen la opción de comprar créditos para realizar llamadas de voz internacionales. Asimismo, las opciones varían dependiendo de la categoría, pero en Skype pueden hacerse llamadas de hasta 50 personas en las cuentas gratuitas, y 250 en la versión paga. En cualquier versión del servicio se puede grabar la videollamada y compartir la pantalla con el resto de los participantes. 

Zoom: pese a los apuntes sobre seguridad, Zoom le está dando una reñida competencia a Skype durante estos tiempos de confinamiento, siendo usado especialmente para la modalidad de clases online, pues en su versión gratuita puede acomodar hasta 100 participantes al tiempo en una videollamada, además de asignar links a reuniones con anticipación

Microsoft Teams: esta aplicación es el paquete de Microsoft Office, y en eso precisamente radica su atractivo para los equipos de trabajo. Desde esta plataforma de trabajo colaborativo no solo se pueden hacer llamadas uno a uno y en grupo, sino que pueden guardarse archivos y permite la colaboración en tiempo real con apps integradas de Office para uso de Word, Excel y PowerPoint.

Meet: anteriormente conocido como Hangouts o Google Hangouts, Meet es la herramienta que hace parte de la G Suite de Google y que viene además preinstalada en muchos dispositivos Android, por lo que hace más sencillo su uso si se está enlazado con una cuenta de Gmail. Al igual que Teams, Meet permite herramientas de trabajo colaborativo con aplicaciones como Google Docs u otros, y además permite amarrar las reuniones con anterioridad al calendario de Google, lo que crea un enlace en el que todos los que lo tengan pueden participar a cualquier hora. 

Discord: de todas las apps disponibles es tal vez la menos conocida por muchos, pero una vieja conocida y muy popular entre los amantes de los videojuegos. Discord es una herramienta que ofrece la posibilidad de videollamadas y comunicación a través de canales, similar al trabajo que hace Slack. La comunidad ‘gamer’ del mundo la ha acogido por la posibilidad de organizar diferentes grupos o comunidades y comunicarse entre ellos. 

Recuerde que antes de descargar cualquier aplicación, hay que tener ciertas precauciones, que además deben mantenerse en constante vigilancia, más si el uso que le damos es de compartir archivos corporativos o para el uso de nuestros hijos. Y como recomendación final, si al final del confinamiento no se necesitan (o al menos no todas) se puede prescindir de varias de ellas.

Sobre el Autor

Jeniffer Varela

Periodista colombiana y magíster en Estudios de Moda, especializada en temas de moda y estilo de vida. Ha trabajado toda su vida escribiendo, ya sea desde la sala de redacción de un periódico, su propio blog o tomando la voz de una marca para llevarla a sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *