Seleccionar página

¿Por qué son famosas las mamacitas colombianas?

¿Por qué son famosas las mamacitas colombianas?

No solo su belleza sino un sinfín de características les hacen particularmente divertidas y  famosas a las mamacitas colombianas. Hoy vamos a conocer un poco acerca de ellas.  

No solo su forma de vestir, arreglarse, de emprender nuevos retos, seducir a la vida, sobresalir profesionalmente, liderar proyectos, cuidar su salud y la de los suyos, les hacen unas mujeres admirables. Su dedicación al hogar creando una atmósfera perfecta para su familia,  cuidando de ellos y defendiéndose de toda adversidad, controlando que respondan bien en sus estudios, cocinándoles las mejores recetas y cumpliendo la mayoría de los caprichos de sus hijos, las hacen unas madres excepcionales. 

Hay mamitas que son más apasionadas que otras en algunas áreas, conozcamos algunas de sus características  de la época en que nacieron y por la  líneas de gustos que siguen.

Hablemos de la madres de acuerdo a su  generación

Mamacitas – Baby Boomers (1945-1964)

Son esas madres hermosas que aman conversar y contar la vida de sus hijos con el vecino. También  las que disfrutan ir a la tienda de la esquina en lugar del  internet,  ya que en caso de algún problema tienen dónde acudir a reclamar sin tanto rollo tecnológico. Mujeres trabajadoras y entregadas a su hogar. Lazos muy estrechos con sus hijos, un poco controladoras y protectoras. Siempre con las puertas abiertas de su casa para los hijos. Les encanta estar contando historias acerca de sus vivencias y experiencias y de lo rebeldes que fueron etc. 

La mamá colombiana de esta generación es apasionada por algunos temas y tiene argumentos para todo. En la gran mayoría son  seguidoras de la medicina natural y siempre tienen el remedio herbal perfecto para los males de sus hijos. La sábila no la cambia por nada. 

Ya que en  esta generación aumentaron las oportunidades de tener acceso al mercado laboral para ellas vivieron un fuerte cambio, porque además de luchar constantemente por los derechos de las mujeres, estas mamacitas debían dividirse entre prepararse profesionalmente, ir a su trabajo, ser madres, esposas y amas de casa. Tareas nada sencillas de realizar.  Sacrificaron  tiempo con sus hijos para lograr  abrirse espacio.  Esta generación de  mujeres fue la  primera  en votar dentro de  Colombia en  1957.

Las mamacitas de la generación X:   1965-1980

Mujeres  a prueba de todo, tuvieron que vivir momentos complicados en la historia de Colombia y sobrevivir a estas situaciones  sin ayuda de psicólogo. Fueron participes de  grandes cambios, la globalización, la entrada de la tecnología al país, teniendo que aprender sobre la marcha  puesto que, no se contaba con tantas ayudas como hoy en día.  

Son madres que quisieron romper esquemas de cargas emocionales y tuvieron que trabajar fuertemente para lograr una carrera y ser un buen ejemplo para sus hijos.  Llegaron a ocupar  cargos de mucho poder en el gobierno en épocas en que la seguridad no era uno de los fuertes del país. 

Aventureras  y valientes pero menos arriesgadas que las millennials. Aunque más independientes y liberadas que la generación anterior. Muchas horas de trabajo y pocas con la familia pero aprendieron a manejar el concepto del tiempo de calidad para dar lo mejor de ellas a sus hijos.  

Estas mamacitas X,  abrieron las posibilidades para las nuevas generaciones de lanzarse al mundo y vivir sin temor otros países y sus culturas.

Mamacitas  de la generación  Y: o más conocidas como Millennials 1980-2000

Son madres con menos temores, pero con más sentimiento de culpa por la falta de tiempo. Emprendedoras, arriesgadas y aventureras. Aman la tecnología lo cual les hace la vida un poco más sencilla que generaciones anteriores.  

El celular es parte fundamental de su diario vivir, calendarios, citas, videollamadas,  likes, compartir información por las redes y participar en grupos con intereses comunes como de crianza de los hijos, cocina saludable, tecnología, ejercicios etc. No suelen dejar notas en el refrigerador como lo hacían las anteriores generaciones,  ellas solo mandan mensajes de texto por  WhatsApp y revisan si lo leíste o no por si fue intencional el que no respondieras a tiempo. 

Su gran problema es la falta de tiempo para con sus hijos y  familia, ya que tienen múltiples tareas que realizar. La fortuna es que estas madres cuentan con el apoyo de sus parejas en la mayoría de los casos, ya que en esta generación se puso de moda la participación activa de los hombres en la educación de sus hijos. Aunque estas mamacitas no tienen problema en trabajar desde casa, si se llegara a requerir. 

Aman interactuando con sus hijos a través de las cámaras, además tratan, en lo posible de controlar todo lo que ocurre alrededor de sus hijos para su protección y seguridad. Esta generación de madres implementaron más el diálogo y la confianza con sus hijos sobre los riesgos  a los que están expuestos y la importancia de reportar cualquier situación inusual. 

Algo que tienen en común las madres colombianas es que son multifacéticas y siempre participan de cuanta actividad se les presenta y esto aplica a todas las generaciones. Y no sé cómo lo hacen pero logran estar en todas partes y cumplir con todos los compromisos sin problema. 

En la siguiente agrupación  podemos encontrar madres de todas las generaciones ¿A cuál pertenece la tuya? O ¿Con cuál te identificas más? …

Madres sobreprotectoras:

Las mamacitas colombianas tienen fama de ser muy protectoras de sus hijos y les cuesta mucho separarse de ellos sin importar la edad. A la gran mayoría, sobre todo a  las que  viven en el exterior, les ha tocado aprender a la fuerza a darles un poco más de espacio a sus hijos para que busquen su camino. Sobre todo en países desarrollados en donde se les enseña a  los niños desde pequeños a generar ingresos para ellos mismos y a los 21 años a vivir  de manera independiente.

Madres detectives:

Las madres colombianas tienen un polígrafo interno, nadie les puede engañar,  son especialistas en detectar cuando les mienten y no descansan hasta escuchar de labios de sus hijos la confesión, les dan muchas oportunidades para ser honestos  con diversas técnicas y estrategias psicológicas.  Tienen una necesidad enorme por saberlo todo. 

Espían  los mensajes de sus hijos en las redes sociales, chequean los emails,  revisan que no haya nada sospechoso o escrito en clave, le permiten tener celular a sus hijos más grandes pero ellas tienen que tener  acceso al dispositivo con el fin de saber en qué ubicación están todo el tiempo, no solo por su seguridad sino para mantener el control. En definitiva a estas madres colombianas no se les puede mentir.

Madres tecnológicas:

Encontramos mamacitas de todas las generaciones antes mencionadas, no solo las millennials quienes nacieron con la tecnología de su parte.  El lema de las madres adultas mayores es “Si no puedes contra tu enemigo unetele”, ya que muchas de ellas han tenido que vivir la partida de sus hijos al exterior y para mantenerse en contacto con ellos están obligadas a usar la tecnología para una comunicación constante.

Y si quieres lucir cool para los jóvenes y niños  debes aprender a  usar  las consolas de moda como Playstation, Xbox, Nintendo Switch o Wii entre otros. Muchas de las abuelas se han vuelto adictas a la diversión jugando con sus nietos por este medio. 

Mamacitas   orgánicas: 

A raíz de tantas enfermedades las personas empezaron a tomar conciencia del impacto de la alimentación en la salud tanto de los niños como de los adultos. Y las madres quienes en la mayoría de los casos son las encargadas de llevar los alimentos a la mesa empezaron a involucrarse más con este tema  responsablemente. Participan en cuánto curso, conferencia o clases de educación aparecen al respecto tratando de buscar el equilibrio perfecto para su familia. 

Buscan alimentos libres de pesticidas y hormonas, tratan de bajar a la adicción del azúcar y las harinas  se ha puesto de moda. Para ello tratan de hacer sus compras en supermercados orgánicos pero como algunos alimentos suelen tener mayor costo han tomado la alternativa de tener en casa sus propios herbarios. 

 Saben la importancia de estar leyendo las etiquetas de cada producto que compran porque tienen sustancias dañinas escondidas.

Madres fashionistas:

Estas son las madres que sin importar la edad les gusta estar a la moda y compiten con sus hijos por las últimas tendencias. Siempre muy pendientes de que les combine todo  y se les vea bien. Saben vestirse para cada ocasión apropiadamente. Las madres Colombianas de todas las generaciones tienen sus buenas representantes de la moda. 

Arregladas hasta para salir a la esquina. En general las mamacitas colombianas por más ocupadas que estén desarrollando sus múltiples roles,  sacan tiempo para lucir bellas.  Unas aman el maquillaje y la ropa más sofisticada y elegante, otras la simplicidad  lo natural pero siempre luciendo femeninas y bien presentadas. 

Mamacitas exploradoras: 

Son estas madres que aman la aventura, viajes,  visitar parques naturales, lugares exóticos,  escalar montañas, practicar deportes extremos, todo lo que invite a las experiencias nuevas. Lo que tienen en común  la mayoría de estas madres, es que no le encuentran problema alguno  llevarse a sus hijos así sean pequeños a vivir este tipo de experiencia, les encanta motivarlos para que ellos sigan esta línea y no busque excusas para no pasarlo bien.   

Mamacitas Google:

Ellas no entienden como existía el mundo antes de Google, buscan sus recetas, direcciones, lugares de interés, palabras raras, temas de interés, antes de ir a un médico consultan Google, buscan las reseñas a través de Google. Si se les abre internet Explorer o safari piensan que es un virus.  Llegan a tal punto de pensar que si algo no está en Google no existe. 

Hermosas, especiales y únicas son las madres colombianas, a ellas les brindamos un homenaje en su día, les damos gracias por tanto amor y entrega. Por ser polifacéticas y altruistas y por dar lo mejor de cada una diariamente, por apoyar nuestros sueños y sacrificar los suyos por amor.

Sobre el Autor

Mónica Sanabria

Comunicadora social y periodista, Master en relaciones internacionales. Larga experiencia en medios de comunicación Prensa Radio y Televisión. Desde el 2003 dirige su agencia de publicidad M&M Creative Image productions con gran dominio en artes gráficas, Social Media y Fotografía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *