Seleccionar página

Kit colombiano para sobrevivir año nuevo solo en el exterior

Kit colombiano para sobrevivir año nuevo solo en el exterior

Muchos compatriotas pasarán este fin de año sin la compañía de sus amigos o seres queridos. Sea por decisión propia o por las circunstancias que trajo un año tan complejo como este, en Vínculos queremos invitarte a que despidas el año que se va y recibas el que viene, con todo el ánimo y fervor que solo los colombianos sabemos ponerle. 

En nuestro país tenemos muchas tradiciones y agüeros que nos acompañan a donde quiera que vayamos. Algunos hemos tenido suerte, se nos han cumplido las metas propuestas, no nos ha faltado el dinero y hasta hemos conseguido un amor. Otros, siguen intentando, pero recuerden que la fe ¡es lo último que se pierde!

Si estás solo en esta Navidad, lo mejor es tratar de hacerla divertida y no dejar pasar desapercibida una fecha tan especial. No necesitamos un “combo” de personas alrededor para sentirnos especiales y agradecer por todo lo que tenemos, y hasta por lo que no.  

Aquí te damos algunas recomendaciones de lo que no te puede faltar este 31 de diciembre.

Muñeco de año viejo 

Todos recordamos ese muñeco grande que hacíamos con ropa vieja y rellenábamos con papel periódico como un acto simbólico para despedir el año viejo. De hecho, ya son bastante populares las versiones “mini” que vienen con papel y lápiz para escribir lo que queremos dejar atrás, y las intenciones de un nuevo ciclo

Si no tienes uno a la mano, hay que ser creativo. Puedes dibujarlo en un papel y luego, de manera segura, quemarlo. Es una tradición que, espiritualmente, nos permite despojarnos de todo aquello que ya no queremos más, despedir los malos momentos y alistarnos para todo lo bueno que ha de llegar. 

Vela

Símbolo de luz. Por más oscuro que sea el momento, las velas nos recuerdan que siempre hay esperanza y una salida a todo aquello que enfrentamos. Prender una vela significa tener la intención de irradiar paz y buenos deseos para todos aquellos que no están con nosotros. Y si estamos viendo el panorama muy negro, con mayor razón será importante tener una encendida.

Uvas

Cada fin de año, en nuestras casas, no podían faltar las 12 uvas para pedir los deseos de cada mes. Por supuesto, entre la emoción y las ganas de salir y abrazar a todo el mundo, terminábamos con ellas en la boca sin ni siquiera recordar qué estábamos pidiendo. Estar solo es una ventaja, no hay necesidad de correr, lo importante es la fe que le ponemos.   

Lentejas

Si no hay lentejas, cualquier grano funciona. Son sinónimo de abundancia, y eso es lo que todos deseamos, que nunca nos falte nada, por lo menos lo más esencial para vivir. Lo más común es poner un manojo en el bolsillo pues el dinero no será la felicidad, pero al menos nos compra los tiquetes para visitar Colombia el año que viene.  

Copa de champán o vino 

¡Salud! Un buen brindis siempre hará bien. Compremos ese vino o ese champán que tanto nos gusta y disfrutemos con nosotros mismos. Celebremos por todo lo que logramos, por las alegrías, por mantenernos de pie en tiempos difíciles. Hay que reconocernos lo que hacemos bien, y darnos picos y abrazos hace parte de la fiesta. 

Música para despedir el año que se va y recibir el que viene

¿Qué sería de la Navidad sin los grupos musicales de Colombia? En Vínculos tenemos la mejor lista de reproducción para sentirnos cerca de nuestro país.

Calzones amarillos

¡Infaltables! Un agüero popular entre los colombianos. El color amarillo simboliza riqueza y prosperidad, y algunos dicen que buena suerte también. Según la tradición, debemos usarlos antes de la media noche y al revés. Y sí, quizás y nada de esto tenga sentido, pero seguro sí nos sacará una sonrisa. 

Maleta 

La última vez que salí corriendo por una calle de Nueva Zelanda con una maleta, sentí los ojos de mis vecinos clavados en mi. Todos se rieron y nunca entendieron tal disparate, pero no importa, yo sí le tengo mucha fe. Siempre, incluso en pandemia, no me ha faltado un viaje por corto que sea. Hay que aprender a reírnos de nosotros mismos y pasar un buen momento, así sea solos. Para que el próximo año ¡volvamos a volar!

Un billete en el bolsillo o en la billetera

Por último, y muy importante, debemos asegurarnos de que tenemos dinero con nosotros. Según el rito, un dólar vendrá mejor, aunque la verdad, una libra esterlina para quienes están en Reino Unido, no caería nada mal.

A todos los colombianos en el exterior, ¡feliz año! 

Sobre el Autor

Ana María Giraldo López

Ana es comunicadora social y periodista de la Universidad de Manizales. Tiene experiencia en comunicación organizacional y relaciones públicas. Vive hace seis años en Christchurch, Nueva Zelanda. Su pasión por la escritura y su innato talento como storyteller, la ha llevado a participar en diversos proyectos como: Historias de Cuarentena y New Zealand Stories. En la actualidad es creadora de contenido freelance.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *