Select Page

Estudiar afuera de Colombia es un sueño posible

Estudiar afuera de Colombia es un sueño posible

Una de las razones más frecuentes por las que los colombianos decidimos radicarnos en otros países (temporal o permanentemente) es la de de estudiar en universidades extranjeras. Según un informe de la unidad de datos de El Tiempo, en 2017 había 73 mil estudiantes colombianos de pregrado, 17 mil de maestría y más de 4600 de doctorado repartidos por todo el mundo. La mayoría de ellos (más de 33 mil) cursan diferentes niveles en Estados Unidos, seguidos de otros países como España y Canadá.

Si embargo y a pesar de estos abrumadores números, muchos piensan que estudiar en el estudiar en el exterior es una opción lejana, debido a barreras como el idioma pero, principalmente por temas financieros. La buena noticia es que cada vez esos límites se hacen más pequeños y, si te dedicas a ello, el sueño de estudiar otro país puede ser una realidad más pronto de lo que imaginas. Pensando en ayudarte con ese proceso, hemos hecho una lista de las cosas a tener en cuenta si quieres estudiar en el exterior.

Investiga todo: Averigua todo lo que puedas del programa que quieres estudiar y haz una lista de las instituciones que lo ofrecen. Muchas de estas universidades tienen departamentos (a veces conformados por estudiantes) dedicados exclusivamente a hablar de su experiencia y los detalles de cada programa. Organizalos por beneficios a los estudiantes, prestigio de sus clases, y también por el ratio de aceptación que tienen con respecto a otros, para que así puedas tomar una decisión informada. Ten siempre una primera opción y una o varias de respaldo para que no apliques a un solo lugar y tengan más posibilidades de ser aceptado.

Sin exámenes, pero nada fácil: Muy pocas universidades extranjeras tienen exámenes de admisión, pero el proceso de aplicación de los estudiantes es largo y competitivo. En Estados Unidos, y dependiendo del nivel, debes demostrar capacidades o trabajo previo en el área que quieres estudiar, y acompañar tu aplicación de un ensayo que llaman ‘Statement of Purpose’, en el que explicas, entre otras, las razones por las que consideras que la universidad debe aceptarte y por las que serías un buen candidato. Revisa cada uno de los pasos de tu aplicación antes de enviarla, cualquier error te resta posibilidades.

A homologar: Si aplicas a una universidad en América Latina, es muy probable que los sistemas educativos sean similares y, tras ser aceptado, solo tengas que presentar las copias de tus notas o pruebas de graduación de otras instituciones (tu secundaria si vas a pregrado, o pregrado si vas a cursar maestrías o doctorado). Sin embargo, cada país tiene un sistema diferente y debes asegurarte de que tus documentos estén a la par de sus requerimientos para evitar cualquier inconveniente. Seguramente muchos te pedirán traducirlos y homologarlos, para lo cual hay servicios como WES que son considerados oficiales y a los que se puede acceder online. Lo más importante es que le destines el tiempo suficiente, porque homologar un diploma puede tardar semanas desde que empiezas el proceso.  

Idiomas: La barrera del idioma es una de la que más hace que los estudiantes colombianos lo piensen dos veces antes de estudiar en el extranjero, pero también tiene solución. Lo primero que hay que saber es que el nivel de tu inglés o cualquier otro idioma tiene que ser alto, pues de lo contrario te será complicado llevar una vida estudiantil normal. Lo segundo es que cualquier universidad te pedirá que certifiques conocimiento suficiente en el idioma extranjero que elijas. En el caso del inglés, puedes realizar exámenes oficiales como el TOEFL o el IELTS, que se realizan periódicamente en centros de idiomas y en las embajadas de cada país (en el caso del IELTS). Para estas pruebas también debes prepararte con tiempo, porque no siempre hay fechas disponibles y los resultados demoran varias semanas en ser publicados.

Becas disponibles: No es un secreto que el costo de un programa de educación superior es alto, más cuando se paga en moneda extranjera como dólares o euros, haciendo muy difícil la financiación. Los estudiantes más aplicados saben que muchas universidades tienen programas propios de incentivos y becas, que otorgan por desempeño académico y otras habilidades, como deportivas, a sus estudiantes. También es posible acceder a programas de beca de entidades privadas como Fullbright,y la Fundación Carolina, y programas de intercambio de los gobiernos de distintos países. Algunas entidades del Estado, como Icetex y Colfuturo, tienen una combinación entre beca y préstamo que hace más llevadera la carga financiera.

Financiación pública y privada: Si todavía queda un porcentaje que financiar, es muy probable que pienses en la opción de un crédito educativo. De ellos, en Colombia, Colfuturo es uno de los más solicitados, pues se trata de un crédito-beca con el que se condona la mitad de la deuda cuando el beneficiario regresa al país, más otros beneficios si es empleado por el Estado, Los bancos privados también están adoptando modalidades en las que, con diferentes cuotas mensuales, pagas un porcentaje de la deuda total para cuando termines tus estudios, sin embargo, esta modalidad sigue siendo difícil para muchos. En cambio, y pese a su mala reputación, entidades como Icetex (que ofrece también un crédito para sostenimiento) y el Fondo Nacional del Ahorro facilitan préstamos a los estudiantes con tasas de interés más bajas (debido a su carácter de entidades del Estado) y otorgan períodos de gracia de hasta el doble del tiempo estudiado para pagar la deuda. La clave está en ser consistente con los pagos y tener buenas prácticas financieras para no caer en una deuda complicada.

El visado es clave: Cuando ya tienes lista la financiación y tu carta de aceptación, es momento de pensar en la visa. Cada país tiene reglas diferentes (siendo el Reino Unido y Estados Unidos las más exigentes), pero es importante que también dediques tiempo a esta parte. Revisa con cuidado las listas de documentos y no trates de saltarte las reglas, porque alguien lo notará y tu visa será negada. Reúne todos los requisitos y solicita tus citas con antelación, porque las entrevistas y las respuestas varían en duración, pero pueden tomar desde unos cuantos días hasta semanas enteras.

Ojo con las asesorías: El proceso de aplicar a una universidad en el exterior es largo, extenuante y complicado, por lo que muchos estudiantes deciden complementar su propia investigación con la ayuda de profesionales. En Colombia hay un ‘boom’ de agencias que prometen ayudas con los trámites de aplicación y visado cambio de un pequeño porcentaje o incluso de manera gratuita, pues reciben comisiones de las universidades. Y aunque este recurso es muy útil, es importante contratar los servicios de compañías serias, pues abundan los malintencionados. Lo mejor es hablar con otros estudiantes que hayan contratado con ellos y asegurarse de que la experiencia haya sido positiva.

Todos estos pasos suenan largos, y si bien es un proceso que toma tiempo, no permitas que eso te desanime en la carrera por avanzar en tus estudios. Comparte esta información con quién le pueda interesar y recuerda seguirnos en www.facebook.com/vinculoscolombia 

Enlaces recomendados

Asociaciones de colombianos en el exterior

¿Cómo enviar dinero a tus familiares en Colombia desde el exterior?

Cómo usar tu celular para “multiplicar tu dinero”. 5 Apps para finanzas personales

 

Acerca de autor

Vinculos

Vinculos. El portal de los colombianos en el exterior.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *