A veces por la emoción, o nuestro espíritu aventurero, también, por necesidad o  urgencia tomamos decisiones un poco apresuradas. Sin sentarnos a analizar los pros y los contra de lo que estas implicarán en nuestra vida.  El decidir irnos a vivir fuera de nuestro país sin previamente haber estudiado los diversos panoramas, puede traer efectos caóticos en nuestro andar.

El que  nos tomemos este trabajo meticulosamente nos ayudará a no tener que estar improvisando sobre la marcha como a la gran mayoría de las personas nos ha tocado. Casi siempre  escogemos el lugar basados solamente en el hecho de que un amigo o un familiar viven allí desde hace algún tiempo y por alguna idea extraña deducimos que es razón suficiente para nuestra elección. 

Los que ya llevamos años viviendo fuera de Colombia sabemos que si le hubiéramos dedicado más tiempo antes de lanzarnos a estudiar las diferentes variables, el resultado hubiera sido óptimo y no tendríamos que estar lamentándonos de vez en cuando. No todos los países y costumbres funcionan para todo el mundo de la misma forma. Un nuevo idioma, por ejemplo,  puede llegar a ser un poco frustrante nuestra estadía allí. y nuestro desconocimiento del mismo  puede hacer que tardemos más en lograr nuestros objetivos propuestos. 

A veces cuando estamos en silencio y sobre todo cansados y con ganas de tirar la toalla en muchas ocasiones nos repetimos esta frase “si alguien me hubiera dicho que esto sería así” 

“Establecer metas es el primer paso para convertir lo invisible en visible.”-Tony Robbins

 

Que nos  hubiera gustado saber antes de emigrar:

 

  • Una cosa es ser turista y otra emigrante: Esto no lo solemos tener claro cuando dejamos nuestro país para iniciar una nueva vida. Y nos hace cometer muchos errores.

 

  • La comida que vamos a encontrar va a ser bien diferente: a la que normalmente estamos acostumbrados en Colombia y puede afectar nuestra salud negativamente. Desde el agua hasta  algunas frutas y vegetales genéticamente modificados. Por ello debemos investigar los mejores lugares donde podemos obtener productos saludables a precios económicos.  

 

  • Definitivamente es muy importante estudiar el idioma del lugar con anticipación: para no tener que sufrir al comienzo y sobre todo si somos de los que disfrutamos de hablar constantemente con las personas en nuestro entorno. 

  • Estudiar las costumbres del nuevo país es de suma importancia: porque  en algunos sitios la diferencia cultural es abismal  y no logramos encontrar algo en común con la nuestra.

  • Contar con que  no empezaremos a ganar dinero de inmediato: Habrán posibilidades a futuro pero que esto nos tomará algún tiempo y sacrificio. Al comienzo debemos gastar mucho dinero sin recibir remuneración alguna mientras logramos acomodarnos. Puede tardar varios meses, sobre todo,  ya que la gran mayoría no llegan con un trabajo estable al lugar a donde emigran. Por esta razón debemos tener algunos meses ahorrados de base y medir bien nuestros gastos iniciales.

“Sé práctico y generoso con tus ideas. Mantén tus ojos en las estrellas pero recuerda mantener los pies en el suelo.” -Theodore Roosevelt

  • Tenemos que respetar las leyes y las normas del lugar a donde lleguemos: sin estar inventando tanto,  tratando de hacer todo a nuestra manera. Ya que esto puede llegar a arruinarnos la vida. “Las reglas son para respetarlas y seguirlas”  y si no estamos de acuerdo con ellas, pues este no es el lugar para nosotros sencillamente.

  • En muchas ocasiones debemos tener la mente abierta: para empezar a involucrarnos socialmente en este nuevo lugar, ya que esta será una de las vías  para establecer contactos que nos ayuden a lograr nuestros objetivos a futuro. El trabajo voluntario (sin remuneración económica) es algo a lo que no estamos muy acostumbrados en Colombia, pero que puede llegar a ser muy gratificante cuando vivimos fuera, en primer lugar porque mantiene nuestra mente ocupada y la satisfacción de ayudar nos ayuda a estar más positivos. Por otra parte  es una vía para aprender el idioma sin presión y para llegar a encontrar un trabajo estable más adelante.

  • Necesitamos trabajar constantemente en nuestra motivación: por que la soledad al comienzo puede llegar a ser muy dura, sobre todo en la época de invierno. De por sí la gran mayoría de las personas en esta temporada del año suelen sufrir de depresión sin saberlo, Esto debido a  las bajas temperaturas y falta de sol. Si a estos dos factores anteriores les agregamos el de la soledad, el resultado podría llegar a ser espantoso. Debemos ayudarnos, frecuentar lugares con más personas, así no seamos muy sociables normalmente, aunque no este caso no es muy  común en un colombiano. Por ejemplo, asistir al gimnasio, clases para aprender un idioma o una nueva profesión etc. 

“Nunca te rindas. Hoy es difícil, mañana será peor, pero pasado mañana saldrá el sol.”- Jack Ma

  • Debemos llegar con los oídos bien abiertos a escuchar las experiencias de otras personas: que ya han pasado por nuestro proceso. De ellos podemos aprender lo que se debe y no hacer para salir adelante. La terquedad la debemos dejar de lado porque es la peor consejera. Cuando pensamos que lo sabemos todo y nos cuesta reconocer que es mucho lo que tenemos que aprender  en este nuevo lugar, nos hacemos más difícil aún nuestro propio trayecto. “escuchar es de sabios”

 

  • A veces los planes que teníamos programados pueden llegar a  no resultar como lo esperábamos: Ahí es donde nuestra  habilidad de amoldarnos a nuevas circunstancias nos pueden resultar muy ventajoso. El no quedarnos enfrascados lamentándonos cuando algo no nos resulta e  iniciar con nuevas opciones rápidamente nos puede ayudar e impactar positivamente.

 

 

  • En ocasiones  es preferible que emigre una sola persona primero y se establezca: para que luego se lleve al resto de la familia. Así, tendrá la flexibilidad de moverse fácilmente, ahorrar un poco de dinero, buscar estabilidad,  para cuando el resto de la familia llegue, sin que tengan que estar pasando por incomodidades al comienzo. Una decisión difícil de tomar pero que si pensamos con la cabeza y no con el corazón, nos puede llegar a resultar increíblemente ventajosa. 

  • De nosotros depende el recibir respeto por parte de los otros: Nuestra manera de actuar en la sociedad es la que nos puede ayudar a cambiar esos  estigmas que existen mundialmente. El hecho de ser latinos y de ser colombianos nos marca un poco, no lo podemos negar. Por lo cual tendremos que esforzarnos un poco más para mostrar  realmente que la mayoría somos personas de bien, excelentes trabajadores, amigos leales, buenos compañeros y vecinos. Personas alegres, compasivas y que tenemos un gran corazón y mucho talento que ofrecer. Depende de nosotros. 

Nunca decidamos a la ligera, saquemos el tiempo necesario para analizar todo a lo que nos vamos a enfrentar en este nuevo lugar. Nunca será una tarea fácil pero el hacer este trabajo previamente, nos evitará arrepentimientos futuros.  No quiere decir que vaya a ser una tarea fácil, porque no lo es. Pero si más sencilla si lo hacemos de esta manera. 

 

“Definir tu propósito es el punto de partida de todo logro.” – W. Clement Stone

 

Por otro lado, si mentalmente estamos preparados para las situaciones a las que podremos enfrentarnos, buenas o malas, esto nos dará una ventaja positiva y sabremos saber cómo responder ante ellas. Igualmente si dejamos los complejos e inseguridades podremos lograr nuestro objetivo más rápidamente. 

Que no nos de miedo trabajar. “El trabajo no es deshonra” De pronto al comienzo debemos trabajar en áreas diferentes a las que estamos acostumbrados, que esto no sea un obstáculo,  porque a través de estas, podremos encontrar una solidez económica que más delante nos del espacio para llegar a nuestra meta ideal. Tenemos muchas habilidades que a veces no sabemos y debemos explorarlas.

Lancémonos preparados y mostremos que estamos hechos realmente.

Escrito por: Mónica Sanabria