Llegar a un nuevo lugar es siempre es complicado: hay que adaptarse a una nueva rutina, probablemente a un nuevo clima y también a un nuevo grupo de personas que ver todos los días. Las comunidades de vecinos son importantes para el crecimiento de las ciudades, pues pueden generar oportunidades de amistad y colaboración (e incluso proyectos de emprendimiento entre todos). Sin embargo, con el pasar de los años se hace más difícil interactuar con ellos, pues todos estamos de afán en la mayoría de los días y hay cada vez menos espacios en los que compartir. Además, en las grandes ciudades de los Estados Unidos esta es un costumbre que está perdiendo fuerza, con grupos de gente que vive en el mismo edificio y sin embargo no conoce a sus vecinos.

Como colombianos, estamos acostumbrados a algo distinto, siendo nuestros vecinos parte importante de nuestra vida diaria. ¿O quién no tiene algún recuerdo de sus vecinos durante las fiestas de cumpleaños o la Navidad? Sin embargo, la interacción con los grupos de vecinos en Estados Unidos es bastante diferente, pues la gente tienda a ser más reservada (y se vuelve más complicado cuando eres la persona nueva del lugar), aunque eso no quiere decir que sea una tarea imposible. Si estás buscando tener una relación amable con tus vecinos o ser parte de tu comunidad, te damos algunas ideas que pueden ayudarte.

Mirar e interactuar: Parece obvio, pero una de las maneras más sencillas de conocer a tus vecinos es interactuar con ellos cuando estamos entrando a casa o vamos en las escaleras o el ascensor. Y para muchos no es obvio, por que la mayoría de nosotros vamos escuchando música, chateando o haciendo cualquier otra cosa en vez de prestar atención a los vecinos y poder comenzar una conversación con ellos. La próxima vez que estés cerca de tus vecinos, deja tu teléfono a un lado y entabla un diálogo con ellos, se amable y sonríe… verás como hace un gran diferencia.

Juntas de vecinos: Tal como en Colombia (y en otros países) los edificios tienen grupos de vecinos que se encargan de algunos aspectos generales: como arreglos de la construcción o incluso, eventos que realizan juntos. Generalmente realizan anuncios a través de tableros o letreros cerca a la recepción o a las áreas comunes, así que míralos con detenimiento para que no te pierdas la próxima reunión, incluso podrías tener oportunidades de comprar y vender cosas que no necesites y por supuesto, hacer buenos amigos.

Voluntariado: Más allá de los complejos de edificios, las comunidades siempre organizan eventos en los que requieren voluntarios o manos dispuestas a ayudar. Ya sea en cocinas comunitarias, ferias u otras actividades, lo más probable es que puedas involucrarte en alguna de ellas, y así no solo ayudar a los demás, sino comenzar a interactuar con tus vecinos y a crear un lazo comunitario con ellos. Muchos de estos avisos son anunciados en las escuelas o carteles en los postes de los alrededores y cambian con la temporada, por lo que siempre habrá una oportunidad de encontrar algo que te guste hacer.

Las escuelas de los niños: Si conocer gente en una nueva ciudad es complicado, la tarea se vuelve más difícil cuando se trata de parejas y personas con hijos, pues el tiempo es todavía más limitado. Por esto, es importante que los padres se vuelquen a las escuelas de sus niños para empezar a crear lazos de amistad. Nada mejor que otros padres para entender el proceso que estás pasando, y además tendrás la oportunidad de participar en iniciativas junto a tu hijos, que te ayudarán a reforzar los lazos con ellos. Pregunta en el salón de clases por los distintos comités o grupos de padres, o recuerda averiguar esos datos en la próxima reunión.

Grupos en Internet: Y por supuesto, están las nuevas formas de conocer gente… usando los métodos que nos han atrapado tanto. En la actualidad existen grupos en redes sociales como Facebook en donde puedes encontrar gente con tus mismos intereses y pasatiempos. Desde vecinos de un mismo edificio pasando por grupos de arte, comunidades aficionadas al deporte y mucho más. Seguramente habrá muchas opciones de dónde escoger, y lo mejor de estos grupos es que no tienes que estar necesariamente a unos metros de distancia para reunirte con ellos. En cuestión de minutos y con una sola visita a Internet puedes encontrar lo que estás buscando.

Y aunque estés muy integrado con tus vecinos, también es importante que te mantengas cerca de tus raíces y cultura, que es parte de lo que hacemos en Vínculos, acercándote a las experiencias de colombianos en el exterior y dándote los mejores consejos para tu vida fuera de casa. Recuerda que puedes seguirnos en Facebook como Vínculos Colombia y visitar nuestra web www.vinculos.co.