Seleccionar página

Un San Valentín muy colombiano

Un San Valentín muy colombiano

Uno de los aspectos más peculiares de ser inmigrante es conocer de a poco las tradiciones que para nosotros, muy seguramente, eran desconocidas hasta que llegamos a nuestros nuevos países de residencia. Desde la forma de celebrar la Navidad, pasando por cumpleaños y días de la independencia, cada cultura tiene su forma particular de hacer las cosas. Y por supuesto eso no es excepción cuando se trata de celebrar el amor. 

Julio y Jen se conocieron en el ambiente laboral en Nueva York. Él creció en Bogotá y ella, en Holbrook, Massachusetts.

Es de amplio conocimiento que el día de San Valentín es casi la fecha universal en la que celebra a los enamorados y a los amigos, como también es de amplio conocimiento para nosotros, los colombianos, que estamos entre los pocos países de occidente que no guarda esta fecha. En Colombia, aunque cada vez más se esté celebrando el 14 de febrero, nuestra celebración de Amor y Amistad corresponde, desde 1969, al segundo fin de semana de septiembre. Este cambio se realizó en la época porque febrero coincide con el inicio de la temporada escolar, y los comerciantes propusieron aplazar la fecha para un mes en el que no hay ningún otro festejo. 

Sea como fuere, lo cierto es que para muchos de nosotros aún es un poco complicado conciliar las dos fechas. Para la ocasión les preguntamos a tres parejas formadas por un colombiano o colombiana, y un estadounidense. Entre historias de amor y anécdotas divertidas, nos contaron cómo celebran el amor a veces dos días al año. 

Claudia y Tommy se conocieron en 2014 en Louisvuille, Kentucky. Se casaron en 2016 y este año esperan la llegada de su hija.

La fecha en febrero: El común denominador de nuestras parejas es que los colombianos tienden incluso a olvidar que esto se celebra en febrero. Para Daniela, que trata de celebrar las dos fechas, siempre es difícil recordar el día exacto. “Yo sé que es en febrero y mi esposo se pasa dos semanas preparando que si una sorpresa o una reservación a cenar, entonces me toca marcarlo en el calendario, o uno va a una tienda y ve todo decorado. Pero como que yo me acuerde sola, no. Gracias a Dios el americano planea todo, entonces eso ayuda”. La situación es parecida para Claudia, una caleña que vive con su esposo en Kentucky. “En San Valentín Tommy me regala flores o chocolates, pero eso es todo. Como no crecí con esa fecha no es que me importe demasiado, y ese día no dan muchas ganas de salir porque todo está lleno”. 

Risas de novatos: Para muchos estadounidenses, San Valentín es un tema serio. Hay presión por todas partes de planear el día perfecto, dar el regalo perfecto, etcétera. Claudia recuerda que su primera cita oficial con su ahora esposo fue un 15 de febrero. “El pensó que si salíamos el 14 de Febrero yo iba a creer que ya éramos novios oficiales y mientras tanto yo ni había caído en cuenta de la fecha. El año siguiente fue nuestro primer San Valentín como novios y salimos a comer, pero estaba todo lleno, mucho ruido, no la pasamos muy bien. Al final le dije que no se preocupara por la fecha que yo no celebraba y me daba igual”, recuerda. Para Julio, un colombiano que vive en Nueva York con su novia, Jen, es más una fecha simbólica que prefiere pasar de forma tranquila. “Nunca he sido el más romántico”, asegura. 

¿Uno, otro o los dos?: La típica pregunta entonces es si, en este caso, tratamos de incorporar nuestra celebración al calendario o simplemente practicamos lo de “al lugar que fueres, haz lo que vieres”. Julio nos contó entre risas que su novia se enteró de que existía el Día de Amor y Amistad en Colombia, y realmente solo conmemoran San Valentín. Para Claudia es prácticamente la misma historia: aunque le contó a Tommy que en Colombia el día se trata también de estar con los amigos y la gente no se siente mal o presionada por no tener pareja, tampoco hacen mayor cosa. “Amor y Amistad siempre lo celebré en Colombia con mis amigos, si tenía novio era plan con el novio y también los amigos, de salida a rumbear o a tomar algo, no era plan romántico. Y aquí ya se me olvida hasta que día es cada año”. Daniela por su parte, trata de hacer del día algo especial también. “Como no tengo muchos amigos para jugar amigo secreto, lo celebramos con él. A veces me toca recordarle pero trato de que enseñarle sobre ese día y que él se acostumbre a que ese día sea especial para mí”. 

Consejos para los primerizos: Seguramente este año habrá muchos colombianos celebrando su primer San Valentín. Nuestras parejas estuvieron de acuerdo de que lo mejor es dejar fluir las cosas para pasar un día agradable. Sin embargo, Claudia les aconseja a las parejas hablar de sus planes para evitar confusiones. “Tienen que hablar para saber qué espera cada uno de ese día. Creo que Tommy sintió mucha presión en nuestro primer San Valentín por todo lo que la gente espera aquí del día. Daniela, por su parte, opina que lo más importante es no olvidarse de lo central de la celebración: el amor. “Es la excusa perfecta para recordar el amor que sienten, para darse detalles. Celébrenlo como quieran”

Sea en febrero, en septiembre o en cualquier otro día del año, lo cierto es que celebrar a los enamorados, y al amor mismo (también se celebra a los amigos, los lazos con la familia) es una tradición que está presente en todas las culturas. Lo importante al final del día es abrazar esas costumbres y hacerlas nuestras, con detalles que salgan del corazón.

Sobre el Autor

Jeniffer Varela

Periodista colombiana y magíster en Estudios de Moda, especializada en temas de moda y estilo de vida. Ha trabajado toda su vida escribiendo, ya sea desde la sala de redacción de un periódico, su propio blog o tomando la voz de una marca para llevarla a sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *