La historia de una inmigrante como tantos de nosotros

Esas son las palabras de Viviana  un chica que vive hace 18 años fuera de su tierra, por circunstancias ajenas a su voluntad. Ella en tres días tuvo que empacar toda su vida y dejar el lugar que la vio nacer.

Estaba en lo mejor de su carrera, una profesional exitosa, pero por amenazas de grupos subversivos ella tuvo que tomar la fuerza necesaria para dejar a toda su familia y  con dos maletas en mano irse a un país desconocido.

Llego a la ciudad de NYC, sin conocer a nadie, solo a unos familiares de un amigo de la familia. Ella no sabía con lo que se iba a encontrar pero esto no impidió que luchara por salir adelante. “No fue nada fácil” dice con los ojos llenos de lágrimas recordando esos momentos que cambiaron su historia.  “Siempre decía, yo soy lo que llevo dentro, Y con esta formación que tengo podré empezar mil veces si llega a ser necesario”

Y así fue,   Viviana, Una mujer inteligente y hábil, empezó como la gran mayoría de inmigrantes en Estados Unidos, trabajando en lo que podía para poder subsistir mientras que lograba conocer la ciudad y mientras estudiaba el idioma. Ella nunca tuvo en su cabeza el sueño Americano y llego preparada para enfrentar una ciudad complicada, pero Viviana decía “si aprendo a vivir en NYC seré capas de vivir en cualquier lugar del mundo”.

Cuando no tienes muchas expectativas de un lugar, te dejas sorprender por su encanto. Y este fue el caso de Viviana que a sus veinti tantos, su único plan era vivir tranquila lejos de la inseguridad que su Colombia amada estaba experimentando en esos momentos. Tuvo que alejarse de sus seres queridos por muchos años y perderse momentos importantes de sus vidas para mantenerse segura y a salvo.

Está inmigrante salió de su país en el año 2000, vivió en USA, muchas situaciones, como una cirugía de emergencia que le realizaron a su madre cuando vino a visitarla por primera vez a Nueva York, luego le toco presenciar el evento que cambio la historia de los estados unidos el 9/11 , sin embargo ella decide crear empresa en medio de la crisis y logra iniciar con su agencia de publicad, ya que contaba con la experiencia necesaria, esto la llevo tener su propio espacio radial en una de las principales emisoras latinas en donde brindo asesoría Legal y financiera para todos los inmigrantes que recién llegaban al país.

Encuentra el amor de su vida, un chef Italiano quien a lo largo de los años ha sido su apoyo y soporte para seguir creciendo y con el que han viajado por todo el país en su aventura por explorar nuevas ciudades y aprender de las diversas culturas. “No puedo vivir en una ciudad, sin explorar y disfrutar de sus paisajes” lo dice una apasionada por la fotografía, Esta mujer emprendedora sueña con realizar una exposición fotografía  para mostrar al mundo su pasión por los paisajes y la arquitectura.

“No debemos ser individualistas, debemos dar una mano a los inmigrantes que acaban de llegar  a nuevas tierras, por las razones que sean. Si llevamos muchos años fuera de Colombia y hemos vivimos algunas situaciones difíciles y podemos dar una mano, porque no hacerlo?” En sus 18 años Viviana ha ayudado a muchas personas a salir adelante, dándoles orientación y guías prácticas para avanzar. Al igual que con su agencia de publicidad ha asesorado a empresarios colombianos alrededor del país para que crezcan.  

No ha sido nada fácil para esta mujer salir adelante en nuevas tierras, se trata de querer hacer las cosas, enfocarse en lo que se quiere, investigar, buscar, preguntar, pero sobre todo valor  las enseñanzas de personas que tienen la experiencia y han logrado el éxito en diversas áreas. “Ser positiva y perseverante ha sido parte de mi fortaleza en esta vida.” Agradecida siempre con la vida seguirá avanzando al lado de su amado esposo quien parece más colombiano que  ella.

 

Escrito por: Mónika Sanabria