La historia es esta: estudiante en sus veinte -empezando o terminando-, con la cabeza llena de planes que cambian todos los días, metidos en el tren de la vida universitaria; trabajos, clases, fotocopias, prácticas, manifestaciones, rumba… Con ganas de poner en práctica toda la teoría y entrar en la rueda laboral, pero también antojados de salir y conocer el mundo, de mochilear, de tener que hablar con gente a punta de dibujos o google translator, de transitar las calles de otros continentes, montar en otros buses y llenarse de historias y experiencias… 

¿Algún lector identificado?

Viajar, aprender idiomas, hacer amigos, experimentar la vida, conocer a fondo otras culturas y darle un valor agregado al currículum son algunas de las ventajas de vivir y trabajar en el extranjero. Sean remuneradas o no, relativas a tu carrera o no, las experiencias laborales en otros países aportan gran crecimiento personal y llaman la atención de reclutadores y jefes potenciales. 

Tanto en la cocina de un hotel, como en un campamento para niños o en la oficina de una empresa extranjera es posible adquirir aptitudes y destrezas útiles para el resto de la vida: el trabajo en equipo, la capacidad de adaptación, la creatividad y las competencias comunicativas son algunas de las ‘habilidades blandas’ más solicitadas en el mercado laboral, según un informe de LinkedIn. Este conjunto de competencias permiten a las personas tener un desempeño óptimo en el entorno laboral y complementan las ‘habilidades duras’, que son aquellas vinculadas directamente con las tareas relativas al puesto de trabajo; mejor dicho, lo que cada uno aprende en las clases de sus respectivas carreras. 

Así pues, si estás pensando en dejar el nido y volar fuera del país pero no sabes muy bien cómo, esta guía es un punto de inicio; aquí encontrarás algunos programas orientados a estudiantes que quieran trabajar o vivir un intercambio cultural en el exterior durante un tiempo. Las opciones son variadas y se adaptan a todos los gustos, necesidades, expectativas y bolsillos. 

TRABAJOS DE VERANO

Ideales para quienes buscan probar la vida en el exterior durante un periodo corto de tiempo o ajustar la experiencia a sus vacaciones universitarias. Dentro de esta categoría se encuentran los trabajos en campamentos de verano, parques de diversiones, hoteles y restaurantes. A continuación te dejamos algunas páginas de organizaciones en Colombia que ofrecen estos programas:

YMCA Colombia ofrece empleos en campamentos de verano en los Estados Unidos a jóvenes entre los 19 y 26 años con un nivel alto de inglés; los campamentos duran entre 9 y 11 semanas y se desarrollan entre junio y agosto. Dependiendo de la experiencia, los participantes pueden trabajar como líderes desarrollando actividades con niños o en servicios generales. 

CCUSA tiene programas para trabajar en campamentos de verano, parques, hoteles, resorts y casinos en Estados Unidos y Canadá. 

Work and travel Colombia ofrece oportunidades laborales en Estados Unidos con una duración mínima de 2 meses y máxima de 3 en las áreas de hostelería y turismo, restaurantes y almacén. 

UN AÑO EN EL EXTERIOR 

Para quienes buscan una experiencia más larga existen programas de intercambio cultural y profesional; hay que tener en cuenta que estos tienen más requisitos y un proceso de visado más largo.

Ser Au Pair: el término ‘Au Pair’ viene del francés y significa ‘a la par’. La expresión se usa para denominar un tipo de intercambio cultural en el que estudiantes -hombres y mujeres- viajan a otro país para vivir con una familia anfitriona que ofrece alojamiento, comida y dinero de bolsillo a cambio del cuidado de sus hijos. En Colombia hay varias agencias a través de las cuales se gestiona el proceso: Cultural Care Au Pair, Au Pair Care y Work & Travel son algunas de ellas. También existe la Asociación Colombiana de Agencias Au Pair (ASCAAP) que avala las organizaciones que se dedican a esto en el país. La mayoría de estos programas incluyen un bono para estudio, vacaciones remuneradas y un mes libre adicional al final de la experiencia. 

Intercambios profesionales: este tipo de programas ofrecen a los estudiantes colombianos la oportunidad de realizar pasantías en el exterior con base en su perfil profesional. AIESEC es la organización de jóvenes más grande del mundo, presente en 126 países y reconocida por la UNESCO, cuya misión es potenciar el liderazgo y el talento de sus miembros a través de intercambios culturales como voluntariados, programas de emprendimiento e intercambios profesionales remunerados que duran entre 6 y 18 meses. Otras organizaciones que ofrecen pasantías son Trotamundos y World Wide Job.

VOLUNTARIADOS Y ECONOMÍA COLABORATIVA

WWOOFF es una alternativa para quienes buscan conectarse más con el mundo rural; la organización hace parte de un movimiento mundial que tiene como objetivo la sostenibilidad ambiental y conecta a voluntarios con granjas y productores ecológicos; en esta modalidad no hay intercambio monetario, se canjean la comida, el alojamiento y la educación ecológica por el trabajo en la granja. 

En cuanto a los voluntariados con comunidades, consideramos que son prácticas que requieren un compromiso y una preparación mayor y no deben verse simplemente como una forma de viajar o experimentar otra cultura; este mundo tan complejo requiere un artículo exclusivo, pero si estás interesado en empezar a informarte, te recomendamos esta guía de Oxfam Intermón.

Sea cual sea tu decisión y el programa que consideres adecuado para ti, asegúrate de informarte a fondo sobre el proceso y la organización con la que quieras llevarlo a cabo. Buscar personas que hayan vivido esa experiencia es una buena forma de tener testimonios reales; las mismas agencias pueden ponerte en contacto con ellas o puedes valerte de las redes sociales y blogs. 

En Vínculos publicaremos una serie de artículos relacionados con algunas de estas oportunidades para que te hagas una mejor idea de ellas. Si algún lector ha tenido estas experiencias y quiere contar su historia puede escribir a manuelaopineda@gmail.com 

 

Escrito por: ManuelaOsorio Pineda