La movilidad es uno de los factores más importantes a tener en cuenta en cualquier ciudad. Sea que vivamos allí o estemos de paso, saber cómo nos vamos a mover en un determinado destino influye no solo en nuestro presupuesto sino en la calidad de vida (o de viaje) que se lleva. Y aunque muchas veces manejar parece ser la respuesta a la movilidad, no siempre es la mejor opción por tiempo, rentabilidad y hasta rendimiento físico. 

Un estudio realizado en 2017 por Ipsos y el Boston Consulting Group en las ciudades más importantes de Europa reveló que en promedio, los españoles pasan un promedio de 9 horas y 35 minutos a la semana en un carro, mientras que los franceses están en sus carros en promedio 7 horas y 12 minutos a la semana, pero mucho menos que los griegos, que están al volante una media de 13 horas y dos minutos. 

Si sumamos todos esos resultados, al año tenemos una cantidad apabullante de tiempo que dedicamos en nuestras vidas a movernos en lo que es la alternativa más contaminante para la movilidad. La calidad del aire de las ciudades en todo el mundo se contamina por el uso de autos y vehículos de combustibles fósiles, lo que ha llevado a tomar medidas drásticas como restricción a la circulación de carros o incentivos para el uso de vehículos eléctricos. 

Dentro de estos vehículos, están las alternativas más modernas y ecológicas que las grandes ciudades están ofreciendo a sus residentes y turistas: las opciones de alquiler por minutos y horas. Desde patinetas hasta bicicletas, es posible rentar un vehículo por el que moverte por las grandes urbes como Nueva York, Madrid, Londres y París sin gastar de más y sin contaminar. Solo necesitas una app en tu teléfono. 

En este artículo te contamos las alternativas en las que puedes movilizarte durante tu próximo viaje o quizás en la ciudad en la que vives, ¡están en todo el mundo! 

 

Patinetas, las nuevas favoritas:

como lo indica el título del artículo, las patinetas o ‘scooters’ son las nuevas preferidas de la escena urbana para movilizarse pues son económicas, fáciles de usar y, hay que admitirlo, muy divertidas.

 Aunque hay muchas variaciones de esta idea, la empresa pionera en el tema fue Scoot Networks, que lanzó el sistema en 2017 en San Francisco (ciudad pionera de muchos  proyectos de tecnología y economías colaborativas) y fue la que desarrolló la base del sistema: una serie de patinetas operadas con electricidad que puedes desbloquear a través de una aplicación en tu celular. A partir de allí, manejas siguiendo unas instrucciones básicas y la empresa te realiza un cobro por minuto u horas (dependiendo de la app). Cuando terminas de usarla, simplemente parqueas en un lugar seguro y vuelves a bloquearla usando la app. La idea ha resultado muy exitosa no solo por su novedad, sino por la posibilidad de parquear los ‘scooters’ en lugares donde no puede hacerse lo mismo con un carro o hasta con una bicicleta. En la actualidad, ciudades como Barcelona, Madrid, París, Los Ángeles, Montevideo, Río de Janeiro y Bogotá están movilizando a sus habitantes con esta estrategia que, a pesar de estar enfrentándose a obstáculos en su regulación, ya cuenta por millones sus usuarios. Lime, una de las compañías que puede encontrarse en decenas de países (incluidas ciudades como Bogotá y Cali), cuenta a día de hoy con más de 50 millones de viajes y 15 millones de suscriptores, desde su inicio en 2017. 

Un reporte de la Asociación Nacional de Oficiales de Transporte en los Estados Unidos asegura que solo en ese país en 2018 se hicieron 38.5 millones de viajes en los llamados e-scooters.

Bicicletas, las más confiables:

Los primeros en descubrir las bondades de andar por sus calles en bicicleta fueron los holandeses, y en ciudades como el 66% de los viajes se hace con este vehículo gracias a sus rutas especializados, que también son abundantes en Oslo, París, Sevilla y Montreal, entre otros. Algunas, como Nueva York y Ciudad de México tienen programas especializados de alquiler de bicicletas con suscripciones que puedes recoger en una estación y dejar en otra dentro de la misma ciudad. Sin embargo, el boom de los vehículos que puedes desbloquear con tu app también se ha tomado esta forma de transporte para quedarse. Aplicaciones como Lime, Mobike y otras conocidas como Lyft y Uber están saltando al negocio de las bicis que no tienes que llevar a una estación específica, lo cual ya es una ventaja, y solo necesitan una actualización de los negocios existentes, que según calcula la BBC han logrado poner a rodar unas 18 millones de ‘bicis’ de uso público en 1.608 ciudades del mundo.

 

Carros, eléctricos y compartidos:

Y aunque muchos apuestan por la solución sencilla de monopatines o bicicletas, también es cierto que hay quienes prefieren la comodidad y rapidez de manejar un vehículo. Sin embargo, por costos y repercusiones al medio ambiente, las alternativas de autos convencionales no son rentables para alquilar (y estarás contaminando un montón), lo que ha generado un auge de la misma tecnología de alquiler para carros eléctricos.

 Ciudades como Madrid, Nueva York, Los Ángeles y Toronto cuentan ya con el servicio de empresas Como Car2Go, Maven (que pertenece a la gigante General Motors) y We Share, de propiedad de Wolkswagen; que permiten rentar un auto eléctrico por minutos o por horas, recogiéndolo en la calle y dejándolo en otra, sin necesidad de estaciones. Estos servicios, sin embargo, tienen dos limitaciones con respecto a las patinetas y bicis: solo es posible usarlas dentro de cierta zona operativa (por motivos de seguridad y alcance de bloqueos) y tienes que validar primero una licencia de conducción vigente. 

Sea que decidas movilizarte en bicicleta, e-scooter o carro eléctrico, lo cierto es que la vida en las ciudades cada vez nos ofrece más opciones y eso es un alivio. No obstante, es importante recordar que todas estas alternativas de transporte se rigen por ciertas reglas y está en nosotros como usuarios (especialmente si eres turista en alguna ciudad) seguir las normas al pie de la letra para contribuir al desarrollo de más proyectos como estos y que sean regulados por las alcaldías y leyes locales. 

Recuerda siempre llevar tu casco, parquear en lugares permitidos y respetar las normas de tránsito, para hacer de las calles un lugar con mejor aire y mejor movilidad.

 

Escrito por Jeniffer Varela Rodríguez