Seleccionar página

Tips para aprender un nuevo idioma en Colombia

Tips para aprender un nuevo idioma en Colombia

En todas nuestras etapas escolares, incluso en las de educación superior, a los colombianos se nos insiste en que aprender un segundo idioma es casi una necesidad si queremos destacarnos en algún campo laboral. Para quienes eventualmente salimos del país y vivimos en lugares donde no se habla español, esa idea se comprueba y a veces de maneras retadoras que nos hacen pensar que tal vez pudimos aprovechar más ese consejo y prestar más atención en las clases de inglés, francés o cualquier otro idioma adicional que estuviera a nuestro alcance.

El problema radica en que la instrucción impartida en estos cursos (que muchas veces son parte de currículo hasta en la universidad) no es ni de cerca suficiente para lograr el dominio de otro idioma. Factores como el tiempo, la velocidad a la que avanzan las lecciones y el nivel de los compañeros nos dejan una sensación de que no se progresa mucho o peor, de que cada año o semestre estamos aprendiendo lo mismo, y nos estacamos. Es ahí cuando mucha gente decide tomarse un semestre o un año para aprender ese idioma, usualmente inglés, decisión que viene acompañada de cursos de inmersión generalmente costoso y tan diversos que es difícil tomar una decisión que resulte beneficiosa y no nos signifique un gasto imposible de pagar. 

Y si bien hacer un curso de idiomas en el exterior es una experiencia que resulta enriquecedora por la posibilidad de sumergirse en otra cultura, no es una posibilidad que esté al alcance de todos, y que incluso puede resultar frustrante si no se manejan las expectativas correctas. Por eso, antes de pensar en salir del país, te contamos cuáles son las opciones disponibles en Colombia para aprender ese segundo idioma que, podemos asegurarte, si va a ser una gran ventaja en tu vida en el exterior. 

Cursos cortos virtuales: es un hecho que una de las palabras más importantes del 2020 y lo que va corrido del 2021 es ‘virtualidad’. En estos momentos cuando reunirse con muchas personas no es una opción, nos hemos dado cuenta de que muchas de las rutinas de nuestra vida pueden reubicarse perfectamente en el plano digital. Un ejemplo de esto es la enseñanza, y en esa categoría entra por supuesto la enseñanza de los idiomas. En Colombia (y en todo el mundo, en realidad) existen infinidad de opciones de cursos en línea para aprender idiomas, pero son tantos que desconocemos su efectividad y hasta su veracidad, entonces es importante hacer la tarea por ese lado. Lo más importante es escoger entidades reconocidas, de preferencia con certificaciones de idiomas internacionales (o autorizados para expedir esas certificaciones, como el caso de las pruebas TOEFL o IELTS del idioma inglés). Entidades como Berlitz, el Centro Colombo Americano y el British Council ofrecen opciones online que están respaldadas por años de experiencia y con buenos resultados, por lo que es posible confiar en que tendrán un plan para lograr resultados de manera más eficiente. 

Aplicaciones y otros trucos para practicar: los expertos coinciden en que gran parte del aprendizaje de un idioma es el compromiso por pensar en situaciones cotidianas en ese nuevo idioma. Consejos como cambiar el idioma del celular o ver más televisión o películas en el idioma que estamos aprendiendo suenan muy básicos pero funcionan a la hora de acostumbrar nuestro cerebro a ese cambio. Para apoyar ese proceso, el mercado también tiene una nutrida oferta de aplicaciones que, a través de ejercicios simples y configurando el tiempo de uso a las necesidades propias, nos ayudan a sentirnos más cómodos con ciertas palabras, normas de gramática, etcétera. La más famosa de estas aplicaciones es Duolingo, que tiene manuales de enseñanza en más de 20 idiomas en la actualidad, pero existen otras como Babbel, FluentU y Busuu que satisfacen necesidades de aprendizaje que van desde ejercicios de escritura hasta asociaciones de palabras que hacen más fluida la vida diaria. Además de las aplicaciones no debes descartar la idea de enriquecer tu vocabulario con producción cultural propia del país/idioma del que quieres aprender. ¿Sabías que muchas personas en Israel han aprendido español debido a su interés por las novelas? 

Lecciones personalizadas: otra de las consecuencias de la pandemia es que hay muchas personas que, por las circunstancias económicas, han tenido que idear formas de trabajar desde casa y generar ingresos. En este grupo se encuentran los docentes de clases particulares que seguramente estarán encantados de tener nuevos estudiantes por estos días. Tener un profesor particular de un idioma es una gran ventaja porque aprendes a tu ritmo y con la seguridad de estar respaldado por un profesional, así que pregunta entre tus conocidos o hasta en clasificados en Internet, seguro encontrarás más de una alternativa. Ahora bien, aquí hay que hacer una advertencia coyuntural: no todo extranjero está facultado para enseñar un idioma solo por hablarlo. Contratar a un instructor preparado te asegura contar con una persona que tiene una estructura clara para enseñarte y en la que seguramente verás bien reflejada tu inversión. 

Lento pero seguro, en la universidad: ¿sabías que unos de los programas de educación continuada de mayor demanda (y mejores resultados) en las universidades públicas de Colombia son los programas de idiomas? A lo largo y ancho del país las universidades públicas se han nutrido de profesionales que enseñan en sus programas de pregrado orientados a lenguas para ofrecer cursos de idiomas bien estructurados que van desde el inglés hasta el mandarín, en el caso de los catálogos más extensos. Las ventajas son muchas: entre esas el precio y la posibilidad de recibir instrucción de un profesor universitario desde temprana edad (muchos admiten estudiantes de 12 años en adelante) en horario cómodos y a precios mucho menores que los institutos tradicionales. El único lado no tan positivo es la duración, pues al contrario de otras instituciones estos cursos toman varios semestres para terminar. Sin embargo, y aquí hablo por experiencia propia, la dedicación y el esfuerzo valen la pena. Averigua en la universidad distrital o pública de tu ciudad, que ya debe tener inscripciones para el segundo semestre del año. 

Aprender un nuevo idioma no es fácil, pero sin duda es un reto emocionante. En el panorama de hoy, es también una puerta a muchas ventajas en la vida laboral y hasta en la calidad de vida como migrante. Sabemos que puede ser frustrante por la falta de tiempo y recursos, pero esperamos que esta pequeña lista ayude a hacer la búsqueda más eficaz y estés un paso más cerca de dominar una segunda lengua.

Sobre el Autor

Jeniffer Varela

Periodista colombiana y magíster en Estudios de Moda, especializada en temas de moda y estilo de vida. Ha trabajado toda su vida escribiendo, ya sea desde la sala de redacción de un periódico, su propio blog o tomando la voz de una marca para llevarla a sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *