Seleccionar página

Que no te pase: 7 ‘reglas’ no escritas de NY

Que no te pase: 7 ‘reglas’ no escritas de NY

Nueva York tiene fama de muchas cosas: la capital del mundo, el lugar donde se graban la mayoría de las películas o series que nos encantan, la ciudad de las oportunidades para muchos inmigrantes en Estados Unidos, un verdadero crisol de culturas, lenguajes y ritmos… y es todo eso. Para muchos, la ciudad de Nueva York es un sueño que alguna vez han visto o verán realizado o una meta en su álbum de fotos.

Si bien la ciudad tiene una reputación de ensueño, la cultura popular también nos ha hecho creer que sus habitantes son todo lo contrario a ella: fríos, malhumorados, distantes y que desprecian a los tutistas. Alguna vez, recién llegada desde Colombia, pregunté por la razón de esta percepción, y la respuesta que obtuve fue que los turistas no son el problema, pero en una ciudad que recibe tantos en todas las épocas del año es importante entender que los visitantes también deben respetar las dinámicas de ciudad. Después de todo, la Gran Manzana es una ciudad como cualquier otra, donde la gente vive, trabaja, va a la escuela y vive una vida normal.

Pero ¿cuáles son esos comportamientos que molestan a los neoyorquinos y cómo los evitamos? Te lo contamos para que, en tu próximo viaje te confundan con un local.

1. Buen comportamiento en el metro: es sabido por todos que el metro es el principal sistema de transporte en Nueva York. Lo usan por igual ejecutivos, banqueros de Wall Street y trabajadores de fábricas. Al ser una parte tan esencial de la vida en la ciudad, es importante tener un par de cosas en cuenta a la hora de usarlo. La primera y más importante: ten lista tu tarjeta a la hora de entrar. Los neoyorquinos siempre están de afán y detenerte justo en la puerta a buscar tu MetroCard puede hacer que alguien pierda el tren y llegue tarde al trabajo. Una vez adentro, deja salir a los que están en el vagón antes de entrar, o probablemente te tropieces. Y lo más importante: no se come en el metro (mucho menos ahora con pandemia y tapabocas obligatorio). Llevar una botella de agua o un snack pequeño está bien, pero nada de comida grande.

 

 

 

2. Siempre a la derecha: ¡pero no de la política! En Nueva York cuando no estás en el metro estás caminando (la ciudad está hecha para caminar), pero nuevo, todo el mundo va muy rápido y seguramente ese señor que viene detrás de ti necesita llegar a alguna parte, no te quedes en la mitad. Si vas lento o necesitas parar, lo mejor es hacerse al lado derecho de la acera, para no detener el paso. Una regla similar aplica para cuando estás usando las escaleras eléctricas: si vas a moverte, vas del lado izquierdo. De lo contrario, te quedas en una fila del lado derecho.

3. Direcciones sí, pero rápido: contrario a lo que muchos creen, los neoyorquinos no son personas amargadas que se rehúsan a ayudar. Lo que pasa es que, como ya hemos discutido, a veces son personas que tienen prisa de llegar a algún lugar y no pueden detenerse (a mi me pasa al menos 4 veces por semana). Entonces, si tienes a uno al lado y necesitas pedir ayuda, sé breve y recibirás mejor respuesta. En vez de decir “estoy tratando de llegar al MET pero todo está muy enredado y no entiendo” di, “disculpe, ¿en qué dirección está el MET?”. Te asegura que será la comunicación más efectiva de todas.

4. Los famosos no son famosos: todos sabemos que muchas de nuestras series y películas favoritas se grabaron en Nueva York, y si vas caminando por la ciudad (o al menos antes de la pandemia) es probable que te encuentres con un trailer o equipo de grabación de algún tipo. Sin embargo, es muy importante que cumplas una de las reglas más preciadas de NYC: no mostrarse interesado en los famosos. Nueva York es una ciudad en la que convergen todo tipo de personas, y con frecuencia las estrellas quieren vivir aquí para camuflarse un poco entre la ajetreada multitud. Si ves a una celebridad pidiendo un café delante de ti, o comprando algo en el supermercado, trata de actuar lo más normal posible. Claro, si es tu artista favorito ¡puedes tomar la decisión que consideres necesaria!

 

5. Sin mirar fijamente: en ese orden de ideas, Nueva York es una ciudad donde se ve de todo y, lo más importante, nada resulta raro para quienes vivimos aquí. La calle es una estampa donde convergen todo tipo de estilos de vestir y se respira la libertad de poder ser quién eres. Y aunque esto puede resultar bastante sorprendente para quienes nos visitan por primera vez, es importante que hagas un esfuerzo por no quedarte mirando a nadie fijamente. Muchas personas lo consideran extraño y hasta de mala educación, así que es mejor evitarlo.

6. Siempre deja propina: en todas las ciudades de Estados Unidos la propina es un tema cultural. Se da a casi todas las personas que nos prestan un servicio (taxistas, guías turísticos, manicuristas, etc), en contraste con Colombia donde usualmente se hace solo con los meseros. Pero en Nueva York, una ciudad que depende tanto de su industria turística, las propinas son especialmente importantes, y los locales se esfuerzan por brindarte un servicio que te haga sentir bien atendido y que quieras dejar un pago extra. En ese sentido, y con el auge de las aplicaciones para ‘rankear’ lugares, siempre es bien recibido que dejes un buen comentario para animar a otros a que visiten el lugar.

7. ¡Cierra la puerta!: sin importar la época del año, los sitios de la ciudad intentan tener una temperatura interna promedio que resulte cómoda para los visitantes. Por eso es de crucial importancia que si llegas a un lugar (especialmente en invierno) entres tan pronto sea posible y cierres le puerta. Nada de detenerse a cerrar el paraguas o a quitarse el abrigo antes de entrar, todo eso puede hacerse adentro y le ahorrarás a los otros el mal rato de pasar frío o sentir el golpe de la humedad.

Sobre el Autor

Jeniffer Varela

Periodista colombiana y magíster en Estudios de Moda, especializada en temas de moda y estilo de vida. Ha trabajado toda su vida escribiendo, ya sea desde la sala de redacción de un periódico, su propio blog o tomando la voz de una marca para llevarla a sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *