Si queremos abrir un negocio lo primero que debemos hacer es constituir nuestra empresa, para ello debemos definir cuál se acomoda de la mejor manera posible a nuestro objetivo, aquí les presentamos una guía básica para conozcan un poco más los tipos de compañías y cuál se acerca más al tipo de negocio que están planeando establecer   .

Definir el nombre, es uno de los pasos más importantes y al cual muchas personas dejan en segundo plano. A la definición de este hay que dedicarle tiempo ya que le dará la identidad a nuestra empresa y será la carta de presentación de ella.  Un error al elegirlo puede ser muy perjudicial a futuro. Todos los nombres deben reflejar al producto que representan para no equivocarnos. También debemos verificar que este no este registrado por otra empresa ya que si la otra empresa da un mal uso al nombre esto afectará nuestra identidad.

Tipos de entidades comerciales y corporaciones en los Estados Unidos

Cuando una persona planea establecer un negocio, una de las primeras preguntas que se nos presenta, es determinar cuál es la estructura comercial más  adecuada para el negocio que tenemos en mente. Es decir, cuál es la identidad comercial que uno quiere adoptar para el negocio siguiendo los parámetros de la ley.

Es muy importante informarse correctamente antes de tomar esta decisión. Además, asegúrese de consultar a un abogado o especialista en el tema para que lo ayude y responda cualquier pregunta que pueda tener.

FORMAS DE ENTIDADES EMPRESARIALES

Si bien hay muchas formas diferentes de entidades comerciales, existen cuatro tipos principales en los Estados Unidos:

  • Propiedad Única
  • Por asociación
  • Sociedad de responsabilidad limitada
  • Corporación Empresarial

  1. Propiedad única

Es una de las formas  más simples para conformar un negocio.  La compañía estará controlada exclusivamente por una persona. Esta persona es responsable del negocio, incluida toda responsabilidad y cualquier ganancia o pérdida.

Características generales:

Es de bajo costo para formarla, se puede disolver fácilmente, generalmente no tienen aspectos fiscales, prácticamente no se observan formalidades, excepto la contabilidad básica, los pasivos de la empresa son tratados como pasivos personales del propietario.

Las ganancias y pérdidas del negocio son del ingreso personal del propietario. Sin embargo, dado que legalmente la empresa no es más que un individuo usando un nombre comercial, no hay límite a la responsabilidad del propietario por las obligaciones de la empresa.

  1. Por asociación

Es una asociación de dos o más personas (individuo o empresa) como copropietarios con fines de lucro. Estas personas son responsables del negocio, incluyendo toda responsabilidad y  ganancia o pérdida.

La sociedad deberá  presentar un informe al gobierno mostrando cuáles fueron los beneficios y las pérdidas de la sociedad y cómo se asignaron a los socios.

Características  generales:

Los costos no son altos para formarla, cada socio tiene una responsabilidad con la sociedad. La tributación es un poco laboriosa, pero la sociedad en sí no paga impuestos.

Puede ser tan simple o compleja en estructura y administración como los socios lo deseen. Una sociedad deja de existir con la muerte o  bancarrota de un socio; o si los socios deciden poner fin a la asociación.

Tipos de asociaciones:

Sociedad General: En esta toda la gestión y la responsabilidad se comparten entre los socios, a menos que se especifique lo contrario.

Sociedad Limitada: Uno o más socios generales administran el negocio y son personalmente responsables de las deudas de la sociedad.

  1. Sociedad de responsabilidad limitada

Las LLC son extremadamente flexibles y pueden utilizarse para una amplia gama de negocios. Al igual que las asociaciones, las LLC pueden ser tan simples o complejas como los miembros desean.

Una LLC funciona como una sociedad de responsabilidad limitada, pero está sujeta a impuestos y opera de una manera que es más consistente con una Sociedad.

  1. Corporación Empresarial

Una corporación comercial es una entidad legal conformada por una persona o personas según las leyes de cada estado para llevar a cabo determinados  negocios o transacciones.

Desde el punto de vista funcional, hay dos tipos de corporaciones: una corporación comercial y una corporación sin fines de lucro. La comercial se forma con el propósito de realizar transacciones comerciales en el sentido más amplio de la palabra, y estas transacciones se realizan para obtener una ganancia. Y la  corporación sin fines de lucro se forma con el propósito de promover un objetivo particular de una organización que no está establecida para obtener una ganancia. En general, esto incluye organizaciones benéficas, benévolas y educativas.

Las corporaciones comerciales y sin fines de lucro son corporaciones nacionales o extranjeras. Una corporación nacional es la constituida bajo las leyes de uno de los estados de los Estados Unidos. Una corporación extranjera es la que se ha incorporado bajo las leyes de otro estado o país y, al registrarse en un estado diferente en los Estados Unidos, puede estar autorizada para hacer negocios dentro de ese estado.

Una corporación de negocios es más compleja que una sociedad o un propietario único. De hecho, al incorporarse, se crea una nueva persona jurídica. Una corporación es una entidad que está separada de sus propietarios, de modo que, independientemente de lo que suceda con los accionistas, la corporación continúa hasta que se disuelva legalmente.

La tributación de las corporaciones es mucho más compleja que las empresas individuales o las sociedades. Dependiendo de la cantidad, la residencia y el tipo de accionistas, una corporación puede elegir ser tratada a efectos fiscales como si fuera una sociedad (corporación S) y, por lo tanto, no pagar los impuestos por sí misma, o puede considerarse como un impuesto entidad (corporación C).  La corporación S, permite a sus accionistas tratar los beneficios como distribuciones y transferirlos a su declaración de impuestos personal.

Características generales:

– La corporación existe separada de sus accionistas, directores y empleados.

– Una corporación es una ‘persona’ ante los ojos de la ley. Una corporación funciona de la misma manera que una persona y tiene los mismos derechos y responsabilidades que una persona. – La corporación puede hacer contratos, asumir responsabilidades, demandar y ser demandada.

-La corporación y sus accionistas y directores tienen deberes y obligaciones específicos

 entre  sí.

-La responsabilidad de los accionistas se limita a la cantidad de acciones que poseen.

-Centralización de la gestión.

-Los accionistas pueden transferir los intereses de propiedad.

-Continuidad hasta su disolución por ley.

Luego de tener clara esta información y al haber definido qué tipo de empresa nos beneficia mejor, debemos hacer los trámites correspondientes para la constitución, para ello sería de mucha ayuda que buscáramos a un especialista en el tema o a un abogado para no cometer errores.

El paso siguiente es  registrar la corporación con el gobierno, esto le dará el número de identificación tributaria a su empresa. Con este número podrá abrir una cuenta bancaria, pagar impuestos a nivel federal, entre otros.

Luego viene  registrarse con el estado, en algunos lugares se necesita también con el condado para la recaudación de impuestos a las ventas.

En cada estado, todos los nuevos empresarios tienen la opción de buscar asesoría gratuita  y a través del internet, también podemos encontrar múltiples páginas que hablan al respecto, simplemente debemos estar seguros de que estos datos sean los correctos. Si después de seguir los lineamientos que te indicamos en este artículo, no te sientes listo o seguro,  ten en cuenta que puedes acudir a oficinas especialistas en el tema quienes pueden realizar todos los trámites por ti .

Es importante ir de acuerdo con las leyes estatales y gubernamentales del país. Crear empresa le da muchas ventajas y comodidades, pero también le exige obligaciones y responsabilidades.

“Uno de los grandes errores que comete la gente es tratar de forzar su interés. Tú no eliges tus pasiones; tus pasiones te eligen a ti”. – Jeff Bezos. Presidente y CEO de Amazon.

Escrito por: Mónik Sanabria