El cáncer es la enfermedad con mayor tasa de mortalidad en todo el mundo. Entre los diferentes tipos y órganos que pueden verse afectados por esta, el cáncer de mama es la segunda causa de muerte en mujeres en América Latina. En el continente, el cáncer de mama supone el 27% de los nuevos casos, con más de 462 mil casos nuevos cada año. En Colombia, el Observatorio Global del Cáncer informó que en 2018 en el país se presentaron 101,893 casos, de los cuales más de 54 mil son mujeres. 

Aunque las estadísticas parezcan apabullantes, lo cierto es que el cáncer de mama es una enfermedad curable si se detecta y se trata a tiempo. Según estudios recientes, un 98% de los casos son tratables y curables siempre y cuando se detecte a tiempo, una tarea de vital importancia que está siendo reforzada por los especialistas médicos. Según la Asociación Colombiana de Mastología, en la actualidad un 66% de los casos se detectan de manera temprana, siendo el 32% de estos en mujeres menores de 50 años. Y para hacer llegar el mensaje a más mujeres, la Organización Mundial de la Salud creó el Mes Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, que se celebra cada año en octubre. Durante 30 días marcas, asociaciones y ciudades enteras se visten de rosa para recordar la importancia de chequearse y luchar contra esta enfermedad. 

Son muchas las famosas colombianas que se suman a los eventos de concientización, varias de ellas luego de haber luchado contra la enfermedad en carne propia. Hoy en día son testimonios de lo que la detección temprana y el tratamiento adecuado pueden hacer, y contribuyen todos los días a diferentes organizaciones que nos cuentan la importancia de examinarnos en casa y con nuestros médicos para detectar cualquier señal de alarma. Estas son algunas de las personalidades colombianas que le han puesto el frente al cáncer de seno y han salido victoriosas. 

Kristina Lilley: En 2013, la actriz conocida por sus actuaciones en novelas como Pasión de Gavilanes, Chepe Fortuna y La ley del corazón fue diagnosticada con la enfermedad, algo irónico debido a que desde mucho antes hacía parte de organizaciones que promueven el autocuidado y la detección temprana del cáncer. Su caso fue también dramático porque era la segunda vez en tres años que era diagnosticada con cáncer (después de superar el de cuello uterino en 2010). Tras el diagnóstico, Lilley debió someterse a una cirugía  para extraer el tumor, y luego a varias sesiones de radioterapia durante casi un año. Pero la buena noticia es que al final de esas sesiones recibió un diagnóstico positivo y pudo no solo volver a su trabajo, sino seguir concientizando a las mujeres a que se evalúen y comenten cualquier anomalía con su médico. Kristina es una de las más vocales embajadoras de la Fundación Avon, que apoya a las mujeres atravesando por la enfermedad. 

Lorena Meritano: Aunque nacida en Argentina, la actriz es una de las más queridas en la pantalla de los colombianos, y su batalla contra el cáncer fue una de las más públicas de los últimos años. Lorena fue diagnosticada en 2014 y compartió cada etapa de su proceso en las redes sociales, desde las sesiones de radioterapia, su pérdida de cabello e incluso la separación de su esposo, el también actor Ernesto Calzadilla, en medio del tratamiento contra la enfermedad. En la actualidad, y ya libre de cáncer, Meritano colabora con diferentes marcas en la detección temprana de la enfermedad, y se prepara para lanzar su libro ‘Sobreviviente’, en el que por supuesto cuenta su historia y como además superó episodios de fuerte depresión. 

Catalina CASTANO

Catalina Castaño: A pesar que el ejercicio es un hábito saludable, el caso de Catalina Castaño es la prueba de que el cáncer no conoce diferencias de género, estrato social o carrera. La tenista colombiana, que llegó a estar entre las primeras 50 del mundo, fue diagnosticada en 2014, en medio de un desconcierto pues su estilo de vida no cuadraba con quebrantos de salud. Y aunque al principio se negó a aceptar los resultados y buscó otras opiniones, asegura que cuando decidió afrontar el diagnóstico, lo hizo con toda la actitud y eso tuvo un efecto positivo en su tratamiento. “Me han contado de personas a las que no les hace efecto el tratamiento porque se ponen tristes. Que por el pelo, las cejas, las pestañas. Aquí, donde me ves, tengo cejas pintadas. A mi mamá le ha dado más duro verme sin pelo que a mí. Yo sigo con la idea de ganar. Como en el tenis”, aseguró en una entrevista luego de su tratamiento. En la actualidad, Catalina entrena a la Selección Colombia en la categoría de los 16 años. 

Claudia López: La candidata a la Alcaldía de Bogotá es una de las políticas más prominentes del momento, pero tuvo que hacer un alto en el camino para escuchar a su cuerpo en 2013 pues durante un chequeo le fue detectado un tumor en el seno. Claudia no solo se sometió a la cirugía, sino que después del tratamiento continuó su campaña para el Senado, en el que resultó elegida en medio de una agitada campaña de denuncias en contra de la corrupción en otros partidos. Sin embargo, es un tema del que no habla con frecuencia, aunque sí acude a los diferentes eventos para mujeres que luchan contra la enfermedad. 

Todos los casos de estas valientes colombianas nos indican que si se encuentra a tiempo, el cáncer no tiene por qué poner un diagnóstico fatal en la vida de las mujeres. El primer paso es chequearse siempre en casa, siguiendo los pasos del autoexamen y avisando al médico sobre cualquier anomalía. También es conveniente hacerse las mamografías obligatorias de acuerdo a la edad, y seguir cuidadosamente las recomendaciones médicas. Y no hay que olvidar… ¡comparte el mensaje! Puede estar llegando a una mujer que no se haya tocado hoy. 

 

Escrito por Jeniffer Varela Rodríguez