Seleccionar página

Mujeres latinas: diversas, emprendedoras y exitosas.

Mujeres latinas: diversas, emprendedoras y exitosas.

Desde hace un par de años se ha hecho visible una tendencia al alza: las latinas emprendedoras están aumentando a un ritmo acelerado, especialmente en los Estados Unidos. Solo entre el 2007 y el 2017 el número de mujeres ’entrepreneur’ de origen hispano en el país norteamericano creció un 137%, según un estudio encargado por el National Women’s Business Council. Sin embargo, los ingresos y empleos que generan aún no están donde deberían: la investigación, realizada por Ventureneer y CoreWoman Empodera, revela que si su posición estuviera a la par con la de las mujeres blancas, sus empresas emplearían a 80.000 personas más y sus ingresos se dispararían casi un 160%. 

(Artículo recomendado: El costo de no apoyar a las latinas

Las emprendedoras latinas son tan diversas como sus países de origen y sus situaciones personales. En palabras de Susana Martínez, coautora del informe: “no todas las mujeres empiezan igual ni en el mismo sector y sus necesidades no se pueden meter en el mismo saco”. Mientras las hispanas de primera generación que no hablan inglés necesitan ser incluidas en el sistema financiero, tener un mejor acceso al crédito y formación básica para que sus negocios puedan crecer, hay empresarias establecidas que requieren de aceleradores e inversionistas. Sin embargo, solo el 0.6% de todas las inversiones hechas con fondos de capital de riesgo se destinan a mujeres afroamericanas o latinas en los Estados Unidos. 

(Artículo recomendado: Hispanas emprendedoras, un poder desaprovechado en Estados Unidos

Para Irene Arias, gerente general del BID Lab, hay tres obstáculos comunes para los emprendedores, que son más difíciles de superar en el caso de las mujeres: capital, contactos y conciliación, pues el cuidado de la familia y el hogar recae más en ellas, disminuyendo el tiempo que pueden dedicar a construir la red necesaria para sacar adelante sus proyectos. A las dificultades externas se suman las internas: miedo, vergüenza al pedir ayuda, o no sentirse lo suficientemente cualificadas. Irene piensa que un aspecto crucial para las emprendedoras es contar con mentores, especialmente empresarias con experiencia. En medio de estas necesidades de capacitación en español, empatía y empoderamiento, nació el Congreso Mundial de las Mujeres ‘MIEL’: Mujeres, Inmigrantes, Emprendedoras y Latinas, un evento digital que se llevará a cabo del 18 al 27 de septiembre de manera gratuita, y que quedará disponible para quienes quieran acceder a las conferencias ilimitadamente por un costo muy bajo. 

Este es el cartel de las Mujeres MIEL: 30 empresarias exitosas radicadas en el exterior que han construido empresas en entornos digitales.

Las mujeres MIEL: Mujeres, Inmigrantes, Emprendedoras y Latinas

El Congreso Mundial de las Mujeres MIEL es un evento producido por Happynar, una comunidad global de aprendizaje con sede en los Estados Unidos, que reúne a más de cien expertos en las áreas de bienestar y felicidad, con un enfoque neurocientífico. Happynar genera conocimiento de calidad para mejorar la vida de las personas sin importar su condición socioeconómica, por eso el 90% de su contenido es gratuito. Su fundadora y CEO es Ángela Kohler, una colombiana emprendedora que emigró después de trabajar en el servicio público de su país durante 20 años, ocupando cargos directivos en el SENA y el Ministerio de Educación, y aunque describe su trayectoria profesional como bonita y gratificante, después de dos décadas se sintió agotada. 

En el 2016, un día de julio, decidió darse un año sabático haciendo voluntariado en Georgia, Estados Unidos. “Me dije: yo ando en unas carreras locas, que no sé ni pa’ dónde voy, y el mundo no necesita aquí víctimas, ¡necesita gente que trabaje por él! No personas que nos estemos maltratando emocionalmente”, contó a Vínculos en una entrevista

Historia larga hecha corta; allí conoció a Steve, su actual esposo y patrocinador de Happynar, con quien vive hoy en la bahía de Tampa.

“Happynar nació después de un viaje a Colombia en el que Steve fue a pedir mi mano: ¡como buena paisa, él necesitaba la bendición!.. Recorrimos gran parte del país, y al llegar al Cabo de la Vela, quedó impresionado con las condiciones de vida y la pobreza de La Guajira. Al volver me dijo: “Ángela, tú tienes que hacer algo por tu país, utiliza tu formación y tu experiencia” y así nació esta comunidad, hace solo diez meses”. 

Creando esa red de personas interesadas en trabajar por las comunidades vulnerables de sus países de origen, se creó un subgrupo con cuatro características muy especiales: todos sus miembros eran mujeres, inmigrantes, emprendedoras y latinas. Tristemente, esas cuatro cualidades son también condiciones de vulnerabilidad: “todavía hay mucho techo de cristal que derribar y muchas inequidades en términos de acceso al sector productivo. Por eso es tan necesario visibilizar y poner cara a esas mujeres que en medio de todos esos desafíos hoy tienen sus emprendimientos exitosos en el mundo digital”. Así pues, 30 Mujeres MIEL -13 de ellas colombianas-, residentes en diferentes países del mundo, se sumaron para compartir sus estrategias, herramientas y secretos para empoderar a las mujeres, basadas en un modelo creado por Happynar. 

El modelo de las 10 “P” y los negocios digitales

“No creemos en nosotras, emigramos con miedo y eso nos lleva a tener una profunda desconfianza. Lo que la cultura nos ha vendido es que tú te vas del país a trabajar incansablemente para mandarle a la familia, no a crear empresa. Hay que derribar esos imaginarios y empezar a trabajar en la confianza, en el propósito, la primera de las 10 “P”, cuenta Ángela cuando habla de los obstáculos para las emprendedoras migrantes. Al Propósito le siguen Prospectiva, Problema, Planeación, Posicionamiento, Producto, Políticas, Partners, Plataformas tecnológicas y Promoción: un modelo sistémico y organizado, que amplía y actualiza las famosas 4 “P” del marketing, adaptándolas a los tiempos que corren y a los entornos digitales.

Si ingresar al mundo digital era una sabia recomendación para las empresas, después de la pandemia se ha convertido en necesidad imperiosa. Para Ángela el mundo online es clave en la generación de los nuevos emprendimientos y la creación de igualdad, y lo tiene claro desde el año 2002, cuando empezó la discusión sobre los ambientes virtuales de aprendizaje: “me parecía una maravilla que nuestros aprendices del SENA, por ejemplo un muchacho de las comunas más pobres de Medellín, tuvieran la posibilidad de conectarse con el mayor experto en diseño de interiores de Italia. Para mí la educación es lo que permite el equilibrio en las sociedades, porque desafortunadamente la vida de un niño está marcada por el lugar en el que nace, y no debería ser así”. Además, la flexibilidad de tener un proyecto que pudiera llevarse a cualquier lugar del mundo también era un reto: “yo estuve 20 años en una oficina y no quería volver a eso”, cuenta entre risas. 

 Ángela es una pionera del mundo digital: “quienes estaban aplazando la decisión de ingresar al mundo digital se han visto forzados a hacerlo, porque ocurre algo en el universo, y es que cuando tú no tomas decisiones, la vida las toma por ti y lo hace sin consideración: de la noche a la mañana”.

De Sonsón a Tampa: la historia de Ángela

Después de conversar durante un largo rato con esta mujer elocuente, risueña, de voz fuerte y marcado acento paisa, entramos al terreno personal, porque la fuerza de las mujeres emprendedoras reside en conectar todas sus facetas: la profesional, la personal y la emocional. Con el mismo tono, empieza una anécdota:

“yo decía que en mi familia no había emprendedores, hasta que llegué aquí y me di cuenta de que la mayor emprendedora fue mi madre, y yo nunca le había reconocido ese papel: ella era una defensora de los derechos humanos que luchó mucho por las personas vulnerables. En la época de la violencia en Colombia, en 1988, ella fue asesinada frente a mí y mi hermano, cuando éramos unos adolescentes: allí mi vida se dividió en un antes y un después. Hoy siento que esto que hago todos los días es la continuidad de lo que mi madre empezó, del trabajo que dejó inconcluso, porque ella murió a los 45 años, víctima de la violencia, pero como decía alguien, dejó las semillas”.

De familia trabajadora y campesina, el plan de Ángela era terminar el bachillerato y quedarse trabajando en Sonsón, su pueblo natal. Fue la mejor bachiller del departamento y eso le dio cupo directo para entrar a la Universidad de Antioquia en Medellín, a estudiar psicología con una beca completa. Esa fue su primera migración:

“las cosas en perspectiva se ven diferentes. Yo salté del SENA en Antioquia, al Ministerio de Educación en Bogotá, y recorriendo los 32 departamentos del país me dí cuenta de que Antioquia no era Colombia y de que había muchas inequidades entre las regiones. Luego salté a otro país y desde aquí sigo viendo más inequidades. Normalizamos lo que pasa en Colombia; que no haya un buen sistema educativo, que las personas no tengan buenos ingresos, que sufran malnutrición, que no tengan acceso a un buen sistema de salud… Lo cotidiano se va traduciendo en lo natural y no debe ser así”. 

Ese es su motor: hacer su parte para transformar aquello con lo que no está de acuerdo. De forma paralela a su labor con Happynar, Ángela está escribiendo un libro sobre el éxito desde una perspectiva diferente, no desde los títulos ni los reconocimientos. “El primer capítulo está dedicado a mi madre, pues yo fui la única persona que estuvo con ella durante sus últimas 24 horas y recuerdo con detalle cada una de las cosas que hicimos hasta que murió delante de mí. En mi libro voy a hablar de 5 elementos fundamentales en el éxito y el primero de ellos es existir, por eso empiezo con mi madre; el solo hecho de que estés vivo ya te hace una persona exitosa. Quien la mató pudo girar su arma y acabar con mi vida, pero no lo hizo, no me mató y yo tenía que seguir de alguna manera con su trabajo”

La mujer que le dio la vida marcó su propósito, y es en otras en quienes sigue encontrando su inspiración:

“yo admiro a las mujeres que se levantan cada mañana a luchar por sus hijos, por su país, que son líderes sociales, que están arriesgando su propia vida por el beneficio de los demás. A las mujeres que de alguna manera, en medio de su soledad, de su angustia y de su miedo, salen adelante en un país nuevo, desconocido para ellas, donde no se habla su idioma ni tienen sus documentos en orden. Esas son las mujeres que a mí me inspiran: las que no tienen visibilidad, que son anónimas, que trabajan 18 horas al día, que se sienten solas, y que aun en medio de todo eso logran surgir”.

Las empresas de las Mujeres MIEL se mueven en entornos variados: desde la tecnología y las telecomunicaciones hasta la artesanía, pasando por el sector financiero. Sandra Amézquita, Gerente General de Viventa y fundadora de la Revista Vínculos, hará parte del Congreso. 

El Congreso, en resumen

Las 30 conferencias se pueden disfrutar de manera gratuita entre el 18 y el 27 de septiembre. Quienes no alcancen a verlas o quieran acceder a ellas ilimitadamente, pueden adquirir el “Paquete MIEL” por un precio especial durante la época de lanzamiento: 97 dólares, y recibir certificados, regalos y beneficios adicionales valorados en más de 3000 dólares, entre ellos una plataforma inspirada en la de Happynar para empezar a desarrollar sus emprendimientos y tres Master Class en vivo con Ángela Kohler. Un porcentaje de los ingresos se destinará a la Fundación Miel de Colombia que se encarga de proteger a las abejas, indispensables para nuestra supervivencia. Las inscripciones ya están abiertas a través de la web https://happynar.com/eventos/happynar-miel

 

*Créditos de imagen principal: <a href=’https://www.freepik.es/vectores/fondo’>Vector de Fondo creado por freepik – www.freepik.es</a>

Sobre el Autor

Manuela Osorio

Manuela es Comunicadora Social y Periodista de la Universidad de Manizales y tiene un máster en Economía Creativa, Gestión Cultural y Desarrollo de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Ha vivido y trabajado en Estados Unidos, India y Reino Unido. Hoy se dedica a la creación de estrategias digitales para empresas y contenidos para medios digitales e impresos, desde España.

2 Comentarios

  1. angela kohler

    Gracias Manuela Osorio, pusiste en este artículo además de tu gran profesionalismo, tu sensibilidad de mujer. Que coherente cada palabra, te honro por visibilizar el rol del la mujer en la sociedad.

    Responder
    • Vínculos

      ¡Gracias a ti, Ángela! Fue una entrevista maravillosa que nos dio la oportunidad de seguir visibilizando la situación actual de las latinas emprendedoras, además de tu trabajo con Happynar y el Congreso de las mujeres MIEL. Que sea la primera de muchas colaboraciones.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *