Seleccionar página

Los colombianos en el exterior tenemos nueva representante a la Cámara

Los colombianos en el exterior tenemos nueva representante a la Cámara

Karmen Ramírez Boscán asumió la curul el 20 de julio

Carmen Felisa Ramírez Boscán —quien se hace llamar Karmen— es una mujer wayuu que nació en Maicao en 1971. Desde 2011 vive en la ciudad suiza de Berna, milita en el movimiento Colombia Humana y en las elecciones legislativas que se realizaron el 13 marzo de 2022 en Colombia fue elegida por la lista del Pacto Histórico como representante a la Cámara de los colombianos en el exterior.

Tomar posesión de la curul de la circunscripción internacional el próximo miércoles 20 de julio supone para Ramírez Boscán el enorme reto de representar a los colombianos en el exterior —una población diversa, dispersa y atomizada que hoy en día asciende a más de cinco millones de personas y que no deja de crecer—.

Un pacto por los colombianos en el exterior

Ramírez Boscán obtuvo 14.606 votos tras proponer la construcción de un pacto para garantizar los derechos de la migración colombiana mediante las acciones que ella misma enuncia en los siguientes términos:

  1. Construir un censo mundial que visibilice a la colombianidad en el exterior, con el fin de conocer sus necesidades y generar oportunidades con enfoque diferencial para todas y todos.
  2. Realizar una reforma estructural a consulados y embajadas para que verdaderamente representen los intereses y resuelvan las necesidades y demandas de la ciudadanía colombiana en el exterior sin clientelismo, corrupción o mermelada.
  3. 24 horas de atención en línea a la migración colombiana.
  4. Promoción de la cultura colombiana desde escenarios de participación solidaria en espacios itinerantes.
  5. Programas de regularización migratoria para personas indocumentadas.
  6. Garantizar e impulsar el derecho a la movilidad académica y laboral para quienes deseen moverse al exterior.
  7. Garantizar la migración segura, libre y voluntaria para las mujeres, luchando por la participación igualitaria en todas las esferas de la vida.
  8. Generación de oportunidades para el buen vivir de la población LGTBIQ+.
  9. Luchar contra el racismo, la xenofobia y el desarraigo.
  10. Tomar acción contra la trata de personas y la prostitución.

Uno de los objetivos del pacto que Ramírez Boscán propone es que “la migración sea una opción y no una obligación”, lo cual implica que la implementación integral de los acuerdos de paz sirva como base para orientar una política de Estado que garantice los derechos humanos, la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición para las víctimas del conflicto armado —incluyendo a las personas como ella, que se vieron obligadas a abandonar el país por causas relacionadas con este—.

 

Lideresa indígena, feminista y ambientalista en el exilio

El respeto del territorio wayuu por parte tanto de los actores del conflicto armado como de las multinacionales, la lucha contra las industrias extractivas y el cambio climático y la defensa de los derechos humanos y de las mujeres indígenas, del agua, de la tierra y de la vida son algunas de las causas que forman parte de la agenda de activista de Ramírez Boscán desde que asumió su rol de lideresa social cuando aún vivía en Colombia.

De hecho, la recepción de amenazas debido al ejercicio de su activismo y liderazgo es la razón que llevó a Ramírez Boscán a marcharse de Colombia y a instalarse en 2011 en Suiza —donde ya había pasado una temporada anteriormente gracias al programa de protección para líderes indígenas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)—.

Tras empezar una nueva vida en Suiza, Ramírez Boscán fundó el CEDAW indígena: Convention on the Elimination of all Forms of Discrimination Against Women (CEDAW), cuya traducción al español es Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CETFDCM)..

Gracias a su trabajo con mujeres indígenas en Latinoamérica, Ramírez Boscán recibió en 2013 un homenaje del Fondo Global de Mujeres. Ramírez Boscán es fundadora de la organización Fuerza de Mujeres Wayuu, que en 2017 recibió el Premio Nacional de Defensa de los Derechos Humanos que entrega el Programa Colombia de Diakonia y Act Iglesia Sueca.

Desde Berna, Ramírez Boscán lleva más de diez años trabajando para garantizar la participación política de las mujeres migrantes y para luchar contra el racismo, la discriminación y la exclusión.

 

Un liderazgo al servicio de los colombianos en el exterior

A partir del 20 de julio y durante los cuatro años que vienen, Ramírez Boscán tendrá el mandato de representar a los colombianos en el exterior y de poner al servicio de ellos su liderazgo y su experticia en la gestión del interés público.

Quizás el mayor desafío al que deberá enfrentarse Ramírez Boscán una vez tome posesión de la curul de la circunscripción internacional consista en escuchar, detectar, sintetizar y canalizar las necesidades y expectativas de esa población diversa, dispersa, atomizada y a menudo desatendida por el Estado que son los colombianos en el exterior, para promover iniciativas que se acerquen tanto como se pueda al objetivo de responder genuinamente a los intereses de los diferentes sectores que la conforman, propiciando así el ejercicio de una representación lo más eficiente e inclusiva posible mediante la satisfacción de sus demandas.

 

Sobre el Autor

Martín Gómez

Consultor editorial y gestor cultural. Ha trabajado en proyectos de formación, gestión cultural y producción de contenidos para editoriales, ferias del libro, festivales literarios, revistas, universidades y organizaciones culturales de Iberoamérica, Europa y África. Actualmente vive en Madrid (España).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *