Cuando  no estamos  acostumbrados al frío y a las temperaturas extremas, es más difícil que nos adaptemos a la temporada de invierno. Algunas personas se  encierran  y otras llegan a sufrir de depresión. Pero justamente  podemos encontrar  una gran variedad de actividades divertidas para realizar en esta época, que  pueden   hacer de nuestros recuerdos de invierno los mejores.

 Hoy les traemos algunas alternativas interesantes que podremos llevar a cabo:

Snow Tubing  o Tubo de Nieve:

Es más usual que usemos el nombre en inglés ya que así se conoce mundialmente. Snow tubing  es una divertida práctica en la que nos deslizamos sobre un flotador hinchable por una pista de nieve totalmente acondicionada. Generalmente la realizamos por unos toboganes diseñados para evitar el  salirnos de la pista.

El tubing es ideal para todas aquellas personas a las que les gusta disfrutar de la nieve pero no saben, o no quieren esquiar. Es una forma diferente de deslizarse de forma segura, controlada y protegida, pero sobre todo  muy divertida.

Patinaje en el hielo…

Esta opción la encontramos hoy en día en casi todos los lugares del mundo que tienen temperaturas invernales. Es muy especial, sobre todo en  la época de navidad ya que la atmósfera que encontramos es perfecta, las magia de las luces, la música, vemos a la gente disfrutando, sonriendo, tomados de la mano y los espectadores disfrutando de una deliciosa bebida caliente. 

Debemos tener mucho equilibrio  ya que no es sencillo patinar sobre el hielo, pero en casi todas las pistas podemos encontrar instructores a los que les podemos pagar por una clase de técnica que nos  ayude a  mantener el equilibrio, aunque las caídas forman parte de la diversión. 

Esquiar 

La actividad más famosa de invierno, nada fácil, pero muy emocionante. Depende de la facilidad «motriz que tengamos» sumado a las ganas, el vencer  los pequeños miedos, la constancia durante los primeros días, el no desanimarnos si  al principio nos caemos o por no saber ni cómo levantarnos con estos incómodos esquíes. Por esto  el buen humor y la continuidad de la práctica son claves para que logremos salir airosos.

Y si podemos ir en grupo será aún más divertido. Y qué tal  si la estadía es en una  cabaña con chimenea, en las montañas disfrutando de un hermoso paisaje invernal? …mucho mejor verdad?

 

 Snowboard o Tabla sobre nieve

En este deporte de invierno debemos utilizar una tabla para deslizarse sobre una pendiente cubierta por nieve. Muy emocionante, y cabe resaltar que cada vez cuenta con más aficionados. 

Aprender snowboard para principiantes es un poco más difícil que aprender a esquiar, pero eso no quiere decir que sea un deporte complicado. No obstante, si tenemos un poco de práctica esquiando, será más sencillo que nos adaptemos a éste.  

Los expertos comentan que ¨ esquiar es mucho más fácil a la hora de aprender los movimientos básicos, pero más difícil de lograr obtener  un nivel alto, mientras que el snowboard es más complicado para aprender, pero más fácil de dominar técnicamente”.

 

 Descenso de  Trineos

Este precioso juguete “infantil” se ha convertido en un elemento fundamental en época invernal, además de inspirar algunos de los toboganes más impresionantes del mundo. Consiste en deslizarse en una tabla, ya sea de plástico, una de las más usadas en estos tiempos o como antiguamente se realizaba que era en una tabla de madera con fierros  de metal  a lado y lado.

Este descenso en trineo no es solo un deporte olímpico sino una práctica que tanto niños como adultos    podemos disfrutar de manera segura sobre todo si tenemos algún problema con las rodillas o espalda. Y lo mejor es que no tendremos que estar cambiando de tema siempre que alguien nos  proponga ir a patinar en el hielo o más aún a esquiar.  

 

Viaje en tren 

Este plan es súper divertido, económico y de fácil acceso  y las imágenes se quedarán en nuestra memoria por siempre. Disfrutar del increíble paisaje mientras está nevando,  en la comodidad que  brinda este transporte, es una experiencia divertida pero sobre todo mágica. 

Al interior del tren en algunas ocasiones podremos tener acceso a bebidas y comida, pero en caso de no ser así, deberíamos pasar primero  por un chocolate o café caliente antes de abordar…  para hacer de nuestro viaje un momento más placentero.

Encontramos el tren navideño  en muchos lugares, para entretener a turistas y locales en esta época del año, o sino también, podemos usar  el tren regular dentro del lugar en donde nos encontremos viviendo o visitando, o el tren que va  de ciudad a ciudad  o por qué no viajar entre países como es usual en Europa. Lo importante es que nuestros ojos disfruten el hermoso paisaje de la época invernal. 

Visitar un bar en el hielo 

Esta actividad se ha puesto muy de moda entre los adultos, existen bares con diseños increíbles en donde podemos disfrutar de un delicioso cóctel en buena compañía. Lo increíble de estos,  es que  todo en su interior está construido con figuras de hielo desde sus paredes, barras, sillas y otras decoraciones. Un poco frio, pero perfecto para visitar si queremos tener una experiencia única. 

Mercados de Navidad

Visitar los mercados navideños forma parte de la cultura en la época invernal. Hacer compras en un  lugar tan especial donde encontramos una gran variedad de opciones si de ser originales con nuestros regalos se trata. Desde   cuadros, artesanías, accesorios, decoración, hasta el simple hecho de disfrutar de deliciosos platos y bebidas calientes típicas de esta época invernal. Súper recomendado.

 

También,  debemos pensar en cosas que podamos hacer a diario con los niños  en el invierno, ya que no podrán ir tan seguido a los parques a jugar con sus amiguitos como de costumbre  y nuestro deber es mantenerlos activos  y felices.

 

Otras alternativas:

 -Hacer burbujas de jabón en el invierno:

Si las temperaturas bajan de 5 grados Fahrenheit (-15 Celsius) las burbujas se congelan al tocar el suelo, y si bajan de -13 grados Fahrenheit (-25 grados Celsius) las burbujas se congelan en el aire. Este fenómeno las personas  no lo conocen tanto  ya que no es muy usual salir a soplar  burbujas en invierno, pero los niños lo amarán.

-Jugar guerra con bolas de nieve

-La figura del ángel en la nieve no puede faltar

-Hacer caminatas en  lugares nevados

-Practicar  hockey sobre hielo

-Montar una moto de nieve

-Jugar a construir  esculturas en hielo

-Aprender a tejer bufandas y gorros de lana

-Disfrutar de una fogata de invierno y si tenemos malvaviscos mucho mejor ¡

-Construir figuras con  plastilina casera (con harina, aceite y sal)

-Pasar el frío con un buen chocolate caliente

-Usar colorantes de comidas para pintar la nieve creando paisajes o 

-Organizar una ronda de mini-golf en la nieve

-Jugar a la búsqueda del tesoro en la nieve

-Construir muñecos de nieve con zanahoria, botones, bufanda y todo lo que se te ocurra.

-Hacer un collage con hojas y ramas

-Tratar de hacer la bola de nieve más grande del mundo

-Montar un trineo

-Ver películas de navidad para niños

-Leer cuentos infantiles junto a la  chimenea

-Hacer casitas comestibles de pan de jengibre

-Organizar un karaoke familiar con canciones infantiles

-Inventar cuentos infantiles

-Recorrer museos

-Escribir cartas a Santa Claus

-Sacar fotografías de los paisajes de invierno

-Congelar agua en un recipiente y jugar al hockey en miniatura utilizando cucharas de té    y un botón

Ir al zoológico (en invierno hay menos gente y los animales están más despiertos)

-Juegos de mesa, entretienen a adultos y niños.

 

Tips extras:

También,  asegurémonos de  salir y ver la luz del día, buscar cualquier excusa ya que esto tiene beneficios tanto para nuestra  salud física como para la mental.

Si vivimos  en un lugar donde realmente en época de invierno no aparece el sol  sino en contadas ocasiones, deberíamos pensar seriamente en comprar una caja de luz  que sea suficientemente brillante para que nos  de un efecto de luz solar o también podemos adquirir un reloj despertador  que simula el amanecer.

Tomar vitamina D  para compensar la falta de luz solar ya que esto nos  ayudará con nuestro estado de ánimo.

Crear ambientes acogedores al interior de nuestro hogar en donde podamos tomar una copa de vino o alguna bebida caliente acompañado de una buena película a la luz de la chimenea.

Llenar una bañera con agua caliente y burbujas y sumergirnos en ella en compañía de buena música y una copa de champagne 

Estos son algunas alternativas que podemos realizar en este invierno para hacer de nuestros  días fríos, experiencias únicas  e inolvidables. Depende de nosotros el que se lleven a cabo o no. No esperemos a que sean otros los que tomen la iniciativa. 

Si el día amanece gris, hagamos que brille el sol con nuestra sonrisa”.

 

Escrito por: Mónica Sanabria