Seleccionar página

Cómo comprar vivienda en Colombia desde NZ y Australia

Comprar vivienda en Colombia es, quizás, uno de los sueños más recurrentes entre los connacionales que viven en el exterior. En la actualidad, la tasa de cambio del dólar australiano y neozelandés frente al peso colombiano representa una ventaja para todos los que residen en estos países, y tienen como propósito de año nuevo invertir en propiedad raíz. 

Por esta razón, en Vínculos queremos informar a la comunidad colombiana que se encuentra en Australia y Nueva Zelanda, sobre cómo puede iniciar un plan y alcanzar esta meta. Hablamos con Juliana Villegas, ejecutiva de cuentas de la corredora Viventa, una compañía de y para colombianos que, durante más de 15 años, se ha encargado de guiar a cientos de connacionales que se encuentran alrededor del mundo en el proceso de tener casa propia. 

¿Por qué comprar vivienda en Colombia y no en Nueva Zelanda o Australia?

Para responder esta pregunta es importante analizar el comportamiento del mercado en ambos territorios. Contrario al común mito que pone a los colombianos en el exterior como personas con maravillosas fortunas, la posibilidad real que tiene un inmigrante de ser dueño de una propiedad en estos países es muy baja. 

En el caso particular de Nueva Zelanda, de acuerdo con el periódico británico The Guardian, este año el precio promedio de la vivienda en este país está cerca de alcanzar el millón de dólares (NZD) -alrededor de 2.650 millones de pesos (COP).  También indica que, de acuerdo con el informe semestral de asequibilidad de vivienda de la compañía Core Logic, la media ha aumentado a casi ocho veces el ingreso anual de los hogares, “lo que está muy por encima del promedio a largo plazo de 5.8 veces y lo coloca en su peor nivel en 18 años.”

Desde hace años se habla de una crisis inmobiliaria que, como consecuencia de la COVID-19, ha llegado a límites jamás pensados, no solo en cuestión de precio, sino en la inhabilidad de equiparar la oferta con la alta demanda. 

¿Qué hacer primero?

Como bien dirían nuestras abuelas en Colombia: “no ensille el caballo antes de comprarlo”, y nada más sabio detrás de este popular refrán. Una buena idea es comenzar por investigar cuáles son los precios de las propiedades en la ciudad donde quiere invertir. Puede comenzar explorando aquí

Si bien el gobierno tiene programas de subsidio y créditos para obtener la cuota inicial de la propiedad que usted desea, lo mejor es que este pago provenga de un ahorro propio. El monto dependerá del tipo de inmueble, su precio total y la modalidad de crédito. Normalmente, para viviendas que no son de interés social, corresponde al 30% del valor total. ¿Perdido? Aquí una buena guía. 

Si usted considera que está en una buena posición para iniciar el proceso, es momento de contactar a un bróker. ¿No lo puedo hacer directamente?, se preguntarán, y la respuesta es, no. Como lo menciona Paula, “no se puede hacer el proceso de manera directa porque los bancos no tienen cómo verificar las centrales de riesgo y no cuentan con personal que les realice la traducción y verificación de documentos”. 

El proceso comienza con una asesoría inicial en la que se despejan dudas y analizan su situación financiera. Luego viene la recolección de datos, que por lo general son los mismos sin importar el país donde se encuentren. Para colombianos en Australia y Nueva Zelanda, el estatus migratorio es de suma importancia, dado que algunas entidades bancarias no aceptan todos los tipos de visa. “Por ejemplo, Bancolombia y Davivienda no admiten las visas de corto plazo de estadía, en este caso tendría que realizarse por Giros y Finanzas. Sin embargo, este es un tema del cual nos encargamos nosotros como ejecutivos. El resto de documentación como: estatus migratorio, extractos bancarios, recibos de nómina y carta laboral, es igual.”, indica Paula.

Uno de los documentos principales es el informe crediticio, que se consulta en las centrales de riesgo. La entidad que realiza este trámite en Colombia es Datacrédito. En Nueva Zelanda y Australia se conoce como el D&B, que se utiliza para evaluar la solvencia y posibles créditos que tenga la persona en estos países. Usted puede solicitarlo a través de su página web. 

Al ser el inglés el idioma oficial no se necesita traducción de documentos. Diferente de personas que se encuentren en países como China. 

Luego viene el estudio de crédito y la aprobación. En este punto es fundamental tener en cuenta que, además de la cuota inicial, también hay una serie de desembolsos adicionales que se deben considerar. Te indicamos cuáles son. 

Finalmente viene la legalización y el desembolso que, dependiendo del tipo de inmueble y la fecha de entrega, es un proceso que continúa acompañado del bróker. 

Para los colombianos que viven en el exterior este es un buen momento para invertir en vivienda en Colombia. Que el año nuevo venga lleno de esperanza y nuevos planes para su futuro. 

 

Sobre el Autor

Ana María Giraldo López

Ana es comunicadora social y periodista de la Universidad de Manizales. Tiene experiencia en comunicación organizacional y relaciones públicas. Vive hace seis años en Christchurch, Nueva Zelanda. Su pasión por la escritura y su innato talento como storyteller, la ha llevado a participar en diversos proyectos como: Historias de Cuarentena y New Zealand Stories. En la actualidad es creadora de contenido freelance.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *