A lo largo de los últimos cinco años el turismo ecológico ha ganado muchísima importancia, no sólo en Colombia, sino en todo el continente. Es quizás esta la razón por la cual cada vez es más común que las diferentes naciones orienten su política de relaciones públicas e incluso su marca país hacia la promoción de su riqueza natural.

Por supuesto en un país con las condiciones geográficas de Colombia tiene muchísimo potencial dentro de este nuevo renglón de la industria turística y esta es la razón por la cual hemos preparado un conteo con los cinco destinos ecoturísticos nacionales que sin lugar a dudas, van a dejarte sin aliento.

Considera sin embargo, las diferencias entre el ecoturismo y el turismo regular. Las reglas no son las mismas y en la mayoría de los casos, si las rompes, no sólo te expones a la sanción social, sino también a una multa y a poner en peligro el ecosistema que estás visitando. Si tienes alguna duda, puedes consultar siempre con las autoridades de Parque Nacionales Naturales de Colombia.

1) Parque Nacional Natural Amacayacu: Emplazado en la Amazonía colombiana, este parque de 293,500 hectáreas de extensión cubre casi el 40% del territorio conocido como ‘el Trapecio Amazónico’. En esta enorme selva, hay más de 5,000 especies de plantas y más de 700 especies animales, entre las que destacan el tití leoncito, conocido por ser el primate más pequeño de América. Este hermoso parque nacional ha sido un ejemplo de sostenibilidad, no sólo ambiental, sino también social, ya que al menos un 18% de su extensión se comparte territorialmente con el pueblo Tikuna. Una vez estés en Leticia,

Puedes llegar al parque a través de Leticia, en cualquiera de los vuelos que salen desde Bogotá y que tienen una duración de dos horas en promedio; LAN y Avianca prestan servicios regulares a la ciudad, también puedes llegar remontando el Amazonas desde Iquitos, Perú, en un viaje de 10 horas en lancha rápida o desde Manaos, Brasil, en un recorrido que lleva 6 días.

Crédito: Silvia Restrepo

2) Parque Nacional El Cocuy: Algo que debes tener siempre en mente es que para visitar este hermoso parque ubicado en la región Andina, tienes que hacer una reservación con al menos un mes de anticipación. Prepárate para conocer uno de los ecosistemas emblemáticos de Colombia, los páramos de alta montaña son en definitiva los paisajes más extraordinarios de todo el continente. Te emocionará saber que este es el entorno natural del majestuoso oso de anteojos andino.

Si viajas desde la capital del país tienes dos opciones igualmente recomendables, puedes seguir la ruta Bogotá – Tunja – Duitama – Soatá – Capitanejo – El Cocuy/Güicán, o también podrías desviar en Duitama siguiendo este itinerario Bogotá – Tunja – Duitama – Boavita – La Uvita Panqueba – El Cocuy/Güicán.

Crédito: David Paez

3) Parque Nacional Tinigua: Se trata de una de las áreas protegidas más importantes de toda la Orinoquía colombiana, no sólo porque en su territorio confluyen los afluentes de cuatro de los ríos más importantes del país, sino porque la biodiversidad del área atrae cada vez más a los observadores de aves exóticas. Si bien aún no existe una infraestructura consolidada de turismo ecológico, algunos operadores autorizados ofrecen recorridos periódicos a través del parque.

La manera más efectiva de llegar a este parque es a través de la ciudad de Villavicencio por la vía San Juan de Arama-la Uribe, sin embargo, desde este punto hay que seguir camino de herradura hasta la quebrada Lagartija, también es posible acceder vía aérea desde Villavicencio hasta los municipios de La Macarena o El Refugio, puntos desde los que parten pequeñas embarcaciones en dirección al río Lozada, límite meridional, el río Guayabero y el río Duda.

Crédito: Edimer Hernández

4) Parque Nacional Natural Gorgona: Los amantes de los deportes subacuáticos siempre escogen este destino, que aunque durante el siglo XIX sirvió como instalación carcelaria para los presos de carácter político, durante la segunda mitad del siglo XX se convirtió en una de las estaciones de investigación científica y exploración marítima más importantes de Colombia. Lo mejor es que está abierta al público y aunque sirve de base a un destacamento de la Marina Colombiana, es uno de los puntos más pacíficos del país.  

No es fácil, ni necesariamente barato llegar a este Parque Nacional, pero tienes dos opciones, una vez estés en el municipio de Guapi, departamento del Cauca, puedes tomar una embarcación que remonte el río Guapí y te lleve a través de mar abierto hasta la isla, o bien puedes hacer un procedimiento parecido desde Buenaventura, en el Valle del Cauca, de donde salen lanchas que tardan 4 horas en llegar a la isla e incluso embarcaciones de cabotaje que parten a las 6 de la tarde del puerto y arriba a la isla a las 6 de la mañana. Tanto a Guapí como a Buenaventura puedes llegar por vía aérea desde la ciudad de Cali.

Crédito: Hector Chirimia Gonzales

5) Parque Nacional Natural Tayrona: Es uno de los destinos ecoturísticos de Colombia por excelencia, opera de manera conjunta entre la Administración Nacional de Parques y las cuatro comunidades ancestrales que habitan el área. Actualmente este paraíso atraviesa un proceso de transformación de su modelo de explotación para asegurarse de que las futuras generaciones también tengan acceso a este hermoso paisaje que combina no sólo playas espectaculares, sino además parte del patrimonio arqueológico de la nación en Ciudad Perdida.  

Llegar al Parque Nacional Tayrona no tiene mayor ciencia si estás en Santa Marta, sin embargo, recuerda que aunque desde el Mercado Central de la ciudad puedes tomar cualquiera de las opciones disponibles para llegar al parque, bien sea una lancha a través de Taganga, un tour que te lleve por tierra hasta la primera playa, o incluso un vehículo particular, deberás abonar siempre la cuota de ingreso al parque, que para los extranjeros es de 44,000 COP si eres extranjero y de 17,500 COP si eres colombiano.

Crédito: Parques Nacionales Naturales de Colombia

Elegimos solamente un Parque Natural por cada una de las regiones que conforma Colombia, sin embargo, puedes estar totalmente seguro de que hay muchísimos más paisajes que están esperándote para que los descubras. La única recomendación adicional que te hacemos es ponerte en contacto con las autoridades correspondientes, pagar la tasa de ingreso y seguir sus recomendaciones al pie de la letra.

Sólo como abrebocas de la miríada de parques que se quedó por fuera de esta selección, mencionamos dos que destacan por la exuberancia de sus paisajes y la riqueza de su flora y fauna; el primero, la Serranía de Manacacías en la que habita el 1% de todas las aves del mundo, el segundo, los cerros de Mavecure, que permanecen prácticamente intactos desde que la Expedición Corográfica recorrió los límites entre la Amazonía y el Guanía.  

Artículos relacionados:

Conoce el rol de las embajadas de Colombia ante una emergencia

Viviendo el sueño suramericano. Datos a tener en cuenta antes de establecerte en el Cono Sur