Para los estadounidenses y quienes vivimos en Estados Unidos la última semana de noviembre indica el arranque oficial de las fiestas por partida doble. Primero, el jueves 28 se celebra el tradicional Día de Acción de Gracias, que reúne a millones de hogares alrededor de una mesa con pavo y otras delicias, en la que tal vez es la festividad más importante del país, que da paso a otra fecha bastante llamativa que por su éxito ha sido replicada en los comercios de todo el mundo: el Black Friday o Viernes Negro. 

Como seguramente ya lo sabes, se trata de una jornada en la que la mayoría de las grandes tiendas en Estados Unidos tienen descuentos exorbitantes en muchos de sus productos, algo que muchas personas aprovechan para comprar sus regalos de Navidad o aprovisionarse de electrodomésticos y otras cosas que normalmente tienen precios difíciles de pagar. La tradición se remonta más o menos a una casualidad, en la década de 1950 en Filadelfia, cuando la ciudad se desbordaba de visitantes que llegaban a presenciar el partido de fútbol americano entre las dos grandes academias militares que tenía lugar el sábado posterior al Día de Acción de Gracias. Al ver esta afluencia de público, la ciudad comenzó a impulsar ofertas y decoraciones, y el día fue llamado ‘negro’ de manera despectiva debido al caos que se generaba en toda la ciudad. Con el pasar del tiempo casi todos los comercios en el país comenzaron a adoptar esta práctica y en 2005 se creó un día de ofertas adicional en Internet llamado Cyberlunes, que también fue popularizado en muchas otras partes del mundo. 

Pero, ¿de verdad vale la pena levantarse temprano para ir a una tienda a conseguir un descuento? Hay quienes aseguran que los ahorros de sus compras de ese día pueden estar entre el 50 y el 70 por ciento del valor original de un artículo o servicio, pero también hay muchos ‘trucos’ que los compradores habituales ya tienen. Lo primero es que hay que estar preparados. Si estás buscando una oferta en particular (como un televisor), es importante revisar con anticipación las tiendas que pueden tener un descuento en este producto. La ventaja es que hoy en día la mayoría de los comercios comienzan a publicitar sus ofertas con semanas de anticipación y en muchos casos las extienden hasta varios días después, así que tal vez no sea necesario estar a las 6 a.m. a las afueras de una tienda. 

El otro truco es hacer uso de las promociones no solo de los comercios, sino también las alianzas que pueden crear bancos y otras entidades. De esta manera puedes, por ejemplo, comprar seguros o servicios a un precio menor o aprovechar las promociones de cash-back (cuando el banco te regresa un porcentaje de tu compra) por comprar en algún lugar específico. Tampoco pierdas de vista las promociones de los valores adicionales de una compra: desde envío gratis hasta instalación de electrodomésticos, es posible que esos valores se encuentren escondidos hasta el final de carrito, así que no los pierdas de vista. 

En general, el Black Friday tiene algo para todo el mundo. Pero en Vínculos nos dimos a la tarea de recopilar algunas de las ofertas más atractivas para cada gusto, ¡toma nota!

El líder de Internet: No hay nadie que haga ofertas de la forma como lo hace Amazon. El gigante de ecommerce no sólo tiene una selección variada de ‘deals’ que van desde computadoras hasta ropa, sino que este año los lanzó de manera temprana (se puede comprar desde ya) y los organizó en una sola página web dividida en categorías para comodidad de navegación. 

Toda la tecnología: Los artículos tecnológicos son sin duda parte del gran atractivo del Black Friday hoy en día. La tienda especializada Best Buy asegura tener “cientos de descuentos” en todas sus categorías, incluidos audífonos inalámbricos por la mitad del precio y mucho más. Entre sus atractivos ‘extra’ ofrece envío gratis en todas las órdenes y promete que todas estarán listas para recoger en la tienda en espacio de una hora. Asimismo, tiendas como Staples y Gamestop ofrecen descuentos selectos en productos de diferentes marcas. 

Para el clóset: Para quienes buscan renovar su look, los mayores comercios como Macy’s y Nordstrom ya cuentan con descuentos en varias de sus categorías, aunque los precios de Nordstrom prometen bajar más en la mañana del miércoles 27 de noviembre. Ambas tiendas tienen una lista detallada de sus descuentos por categoría. En JC Penney decidieron simplificarlo todo y hasta el 27 de noviembre los clientes tienen un 25% de descuento sobre una compra de $100 dólares o más. En Adidas hasta ahora el descuento más atractivo es en su popular modelo Stan Smith y Nike aún no ha anunciado sus descuentos. Para los amantes del cuidado de la piel, la marca Deciem (muy popular por la marca de bajo costo The Ordinary) tiene un 23% de descuento hasta el 30 de noviembre, lo que significa que muchos de sus productos quedan a precios entre los $5 y los $7 dólares. 

Productos de para el hogar: Para equipar la casa, Target tiene un ‘Early Black Friday’ con descuentos de todo tipo que pueden adquirirse ya mismo en su página web. Quienes quieren cambiar su cama pueden revisar las ofertas de Mattress Firm, que en esta temporada ofrece una cama King al precio de una Queen y además incluye una base ajustable gratis al comprar más de $499, con la opción de probar el colchón de preferencia en una tienda cercana. Y un favorito de muchos, Wayfair, asegura tener descuentos de hasta el 80% en mercancía seleccionada sin necesidad de salir de casa. 

Ahora que ya tienes información, prepárate para la jornada de compras y descuentos. Para mayores opciones, la página blackfriday.com recopila cientos de avisos publicitarios de las tiendas de todo el país. En la mayoría de los casos no tendrás que salir de casa y seguro ahorrarás mucho en tus regalos de Navidad. ¡Que comiencen las fiestas! 

 

Escrito por Jeniffer Varela Rodríguez