Seleccionar página

¿A dónde te irías a vivir, Australia o Nueva Zelanda?

¿A dónde te irías a vivir, Australia o Nueva Zelanda?

Amantes de la aventura y de conocer nuevas tierras, ¿a cuál país te irías de turismo, a estudiar, o vivir?, ¿Nueva Zelanda o Australia? 

Ya sé, por ahora ¡a ninguno! El único que transita como “Pedro por su casa” en este mundo es COVID, que desde el año pasado nos viene aguando la fiesta. La cosa no está fácil, aún hay muchas limitaciones, las fronteras de ambos países están cerradas para todo aquel que no sea ciudadano, residente o aplique a una visa humanitaria; ¡pero que no cunda el pánico!, que no será para siempre. Ya iremos saliendo de esta pandemia y los sueños de volar regresarán a nosotros. Por lo pronto, tomémonos el tiempo de conocer y evaluar opciones. 

Si estos puntos son de interés para ti, para alguien de tu familia o para alguno de tus amigos, vale la pena leer. Es importante conocer las experiencias de connacionales que ya residen en estos países y tomar buenas decisiones.  

 

Turismo

Ambos países tienen estaciones, y en los dos su clima varía dependiendo en gran parte de qué tan cerca están de la Antártida. Por ejemplo, el invierno en la isla norte de Nueva Zelanda nunca será tan frío como lo es en su isla sur -importante coger un mapa-. Sin embargo, en términos generales, Australia es más calientito. 

En cuanto a planes, la colombiana Isabel Forrest, quien ha tenido la oportunidad de residir en ambos países, describe muy bien la diferencia entre ambos:

“Ahora vivo en Brisbane, y soy de playa, brisa y mar, de un buen resort, de un cóctel en la piscina y de un buen spa. Así que lo que hace famoso a Nueva Zelanda, no es lo que resuena conmigo. Pero si eres de las que prefiere los deportes extremos, esquiar, el chocolate caliente al lado de la fogata, ¡Nueva Zelanda es para ti! Los paisajes son hermosos, eso es innegable”. 

En Nueva Zelanda seguro encontrarás un turismo más apacible, en los que la carimañola y la venta de gafas de sol no están a la orden del día. No se necesita estar en modo meditación para de hecho lograr esa conexión interior. Ten en cuenta que esta nación solo tiene cerca de 5 millones de habitantes. Pero si lo tuyo es estar rodeado de personas, ciudades cosmopolitas y variedad de restaurantes, quizás Australia llene mejor tus expectativas.

Residencia o trabajo

Lina González Lagares, es una barranquillera que llegó a Nueva Zelanda hace 14 años. Como asesora certificada de inmigración lo sabe ¡todo! Es una de las colombianas más respetadas en este país, destacándose como una de las expertas latinoamericanas más importantes en asuntos migratorios del continente Oceánico. No por nada, con su equipo de trabajo de SEA International, ha logrado un otorgamiento del 99% de aplicaciones de visas de trabajo y el 100% de residencias. 

-No podía dejar el artículo sin destacar a una colombiana que deja nuestro nombre muy en alto, ¡por favor! -.

De acuerdo con Lina, en cuanto aspectos migratorios para personas que buscan residencia como trabajador o inmigrante calificado, Nueva Zelanda y Australia son muy similares. No obstante, hay algunas diferencias que anotar. 

  • Ambos países funcionan con un sistema de puntos. La edad, el nivel de estudios, experiencia laboral y oferta de trabajo hacen parte del esquema.
  • El nivel de inglés que se exige en Australia es mucho más alto que en Nueva Zelanda. Ojo, que esto no nos exime de la importancia de saber el idioma. No hay posibilidades de encontrar una oferta laboral con opción de residencia sin hablar inglés.

“Una de las diferencias que existe, que creo ayuda un poco con el proceso en Nueva Zelanda, es que se puede aplicar a la categoría de ‘migrante calificado’ hasta los 55 años, mientras que, en Australia, a la categoría de ‘programa independiente calificado’, o lo que llaman la ‘visa 189’, se puede aplicar hasta los 45.” 

Adicional, Nueva Zelanda es un país seguro, con uno de los más bajos índices de corrupción en el mundo y atractivo para las familias que tienen hijos o que quieren tenerlos, dados los beneficios en el sistema de salud, educación y en actividades de recreación. 

“Yo creo que en ninguno de los dos es que sea fácil, de pronto hay más facilidades en Nueva Zelanda porque es un país más pequeño donde hay menos competencia. Tienen la ventaja de la edad, el idioma, que igual se necesita un nivel intermedio-avanzado, pero es más accesible lograr los puntos y tener un empleo calificado para lograr la residencia”, concluye.  

Por último, cabe anotar la importancia de evaluar costo/calidad de vida. Australia ofrece grandes posibilidades con muy buenos salarios, sin embargo es un país más grande y mucho más competitivo. Los salarios en Nueva Zelanda no son tan llamativos, pero su estilo de vida es mucho más tranquilo. Cuestión de gustos. 

Así que si en tu mente está emigrar este es el momento de plantearse la meta, informarse y, sobre todo, conseguir un buen asesor. 

Sobre el Autor

Ana María Giraldo López

Ana es comunicadora social y periodista de la Universidad de Manizales. Tiene experiencia en comunicación organizacional y relaciones públicas. Vive hace seis años en Christchurch, Nueva Zelanda. Su pasión por la escritura y su innato talento como storyteller, la ha llevado a participar en diversos proyectos como: Historias de Cuarentena y New Zealand Stories. En la actualidad es creadora de contenido freelance.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *